TEMAS DE LA JUSTICIAFebrero 10, 2017

Nolasco desbarrancó (Fayt también)

Por Eduardo Quattropani
Imagen anterior Imagen siguiente
Carlos Fayt junto a la vicepresidente de la Corte, Elena I. Highton de Nolasco

v Voy a decir, en primer término, no existe duda razonable alguna, que Zaffaroni, Haighton de Nolasco, Fayt y Lorenzetti eran grandes juristas y doctrinarios del derecho antes de ocupar un lugar en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que desde ese punto de vista la prestigiaron.

v Voy a decir, con la misma sinceridad, que durante su gestión han sido absolutamente incapaces de conducir a la Justicia Nacional –menos aún a la Justicia Argentina- por el camino del cambio, del progreso, de la excelencia.

v Voy a decir, con absoluta conciencia, que la omisión ha sido y es grave, gravísima, ello pues tenían –como dije- el suficiente prestigio y autoridad intelectual para producir seguimiento; no les hacía falta autoridad orgánica, pues tenían el reconocimiento del mundo del derecho.

v Voy a sostener, con toda seguridad, prefirieron la personal, la fácil, “engordar sus egos” y que, como mucho, “vendieron y venden espejitos de colores” con “Casas de Justicia”, “Oficinas de Violencia Doméstica”, “Acceso a Justicia”, impropias de la cabeza de un Poder, salvo para el discurso político judicial.

v Voy a decir que esa vocación a lo particular y a lo personal se expone, con toda crudeza, cuando se resisten, con desesperación, a dejar sus cargos cuando la Constitución se los exige, esto es cuando cumplen los 75 años (Art. 99 inc. 4° párrafo 3° de la Constitución Nacional), todo con argumentos que ellos mismos, de ser jueces del caso, rechazarían por groseramente arbitrarios, ridículos.

v Voy a decir que pretender argumentar, como lo hace Nolasco, que dos artículos de la Constitución se contraponen (la estabilidad con el límite de edad), no resiste ni el nivel “Jardín de Infantes”.

v Fayt se dio el gusto –apoyado por muchos- de con 90 y pico de años “aparentar” emitir fallos (claramente no podía estudiar un expediente), Nolasco al cumplir el límite de edad pretende que la Constitución es inconstitucional, que el Constituyente plasmó en el texto constitucional normas contradictorias.

v Fayt, se dijo, perseguido por los K, Nolasco, se dirá (ante la oposición del Gobierno Nacional al amparo que presentó), combatida por Cambiemos, alguna vez aprenderán los políticos que los jueces, sobre todo de ese nivel, son solo de ellos, pues creen que en ellos reside el derecho; la verdad, se comportan como “príncipes modernos” con disfraces antiguos.

v Voy a sostener, empieza a ser necesario, que la Corte entienda que forma parte de una República y que en ella la Constitución se les aplica a ellos también, aunque les pueda parecer una ofensa.




Cumpleaños:

Norma Temiño

Empleada
Vulnerability Scanner