InsólitoMarzo 17, 2017

Bolivia quiere legalizar el aborto "por pobreza"

El gobierno de Evo Morales impulsa una llamativa “eugenesia social”. La Iglesia católica habló de “colonización ideológica extranjera”. En los 70, la izquierda boliviana denunciaba el control de la natalidad como imperialista

Imagen anterior Imagen siguiente


Hay polémica en Bolivia por el proyecto de legalización del aborto que el gobierno promueve en el marco de una reforma del Código Penal, y que despenaliza esa práctica en "las primeras ocho semanas de gravidez, por única vez", cuando la mujer "se encuentre en situación de calle o pobreza extrema; no cuente con recursos suficientes para la manutención propia o de su familia; sea madre de tres o más hijos o hijas y no cuente con recursos suficientes para su manutención o sea estudiante".

El proyecto despenaliza además el aborto en "cualquier etapa de la gestación" en los casos en que haya riesgo para la vida o para "la salud integral" de la embarazada, "malformaciones fetales incompatibles con la vida", si el embarazo fuese fruto de una violación o en caso de ser la madre adolescente.

También ordena al Estado disponer los medios para que se puedan realizar estos abortos y en un rasgo absolutista prohibe alegar objeción de conciencia para no practicarlos.

Es sorprendente que sea el Gobierno de izquierda de Evo Morales el que vea en el aborto una solución a la pobreza. Lo que los nazis hacían por racismo ahora es promovido por razones de clase. Una concepción malthusiana digna del más salvaje capitalismo es sin embargo defendida en nombre del socialismo del siglo XXI.

Como era de esperar, la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) reaccionó. "Como Iglesia y como sociedad digna no podemos aceptar estos supuestos; el Estado está obligado a crear políticas públicas orientadas a mejorar la vida de las personas y políticas educativas de apoyo a la mujer embarazada y de prevención de la violencia para que la vida en nuestra sociedad sea posible para todos", señalaron los obispos en un comunicado, en el cual además de ratificar su defensa del "derecho a la vida", como "un derecho fundamental", recordaron las palabras del papa Francisco, en su visita a Bolivia, cuando exhortó "a proteger y cuidar a los más vulnerables" y "a trabajar por la vida y la dignidad de todos, especialmente de los más pobres".

Los obispos denunciaron que el proyecto "introduce una colonización ideológica extranjera que descarta a niños y niñas por nacer vulnerables y acepta la triste violencia del aborto como un supuesto camino para solucionar problemas sociales y económicos".

La CEB también denunció que "la propuesta distorsiona el sistema penal introduciendo la pobreza como razón de impunidad".

De hecho, pareciera que, para los promotores del proyecto, el aborto del hijo de un pobre es más aceptable.

Más allá de los argumentos religiosos, lo que impacta es la ruptura con la tradición de una izquierda boliviana, indigenista y nacionalista, y una rendición a los criterios economicistas para diseñar políticas sociales.

Es llamativo que las promuevan dirigentes que se dicen de tradición marxista, como si Marx no hubiese llamado proletarios a los obreros justamente porque la única riqueza del que nada posee son los hijos y por eso los pobres tienen una numerosa prole.

Hace tiempo que los gobiernos de países avanzados promueven, por lo general a través de ONGs internacionales y organismos supranacionales, el control de la natalidad —hoy "salud reproductiva" o "derechos reproductivos"— como solución a la pobreza. Esas políticas no han resuelto el problema del hambre en el mundo, como es evidente.

La diferencia es que antes, en los años 60 y 70, la izquierda latinoamericana denunciaba estas políticas como imperialistas. Ahora las promueve sin el menor pudor, olvidando al parecer aquello de la redistribución de la riqueza para alcanzar la justicia social.

Para más datos, fue justamente en Bolivia donde se filmó una película emblemática –La sangre del cóndor-, protagonizada por indígenas y hablada en quechua, y que denunciaba los programas de control de natalidad promovidos por ONGs extranjeras




Cumpleaños:

Raúl Martinazzo

Ex Jugador de Hockey
• Noticias breves

GRATUITAS

Clases de apoyo para alumnos de la secundaria

Desde la Dirección de la Juventud informaron que se retomarán las clases de apoyo gratuitas para alumnos del secundario en distintas materias.
Los estudiantes interesados pueden inscribirse en la sede de la Dirección ubicada en Santa Fe 321 Este, Capital. Para informes el teléfono es 4222629.

HORA DEL PLANETA

Argentina se suma al apagón global contra el cambio climático

Este sábado, entre las 20.30 y 21.30 hora argentina, se llevará a cabo una vez más "La Hora del Planeta", una iniciativa que busca generar conciencia de la importancia de tomar acciones contra el cambio climático.

HASTA EL 31 DE MAYO

En Capital prorrogaron la renovación de Obleas de Discapacidad

Desde la Municipalidad de la Ciudad de San Juan, a través de la dirección de Tránsito y Transporte dependiente de la secretaría de Planificación Urbana informan la prórroga en renovación de obleas para aquellos usuarios que poseen el beneficio de Obleas de Discapacidad.
Las mismas se han prorrogado hasta el 31 de mayo del corriente año.

Vulnerability Scanner