UN SISTEMA CUESTIONADOMarzo 18, 2017

Qué hacer si llega una multa de otra provincia

En varias oportunidades suelen llegar multas desde otros lugares, pero en general el color del auto no coincide o el número de patente es erróneo. La imposición de una multa sin poder defenderse.

Imagen anterior Imagen siguiente

Numerosos son los casos de sanjuaninos a los cuales les llegaron multas de otras provincias. Muchas de esas multas están basadas en supuestas cámaras de seguridad o en supuestos controles de velocidad por radar. En muchas ocasiones el infractor no estuvo en el lugar donde se le labró el acta, el número de patente no erróneo o el color del auto no coincide. ¿Qué hacer en esos casos? Aquí van algunos consejos.

No coinciden ni el lugar de la infracción ni el color del auto

En primer lugar, negar todos y cada uno de los hechos que han referido en la citación, ello en razón que el vehículo, en la fecha de la supuesta infracción, no ha circulado por el lugar especificado en la multa que se impuga, lo que imposibilita de manera total haber cometido la infracción imputada y/o cualquier otra.

Si no dice qué normas fueron violadas

La citación enviada es violatoria del derecho de defensa, puesto que no establece qué normas se han violado y solamente se limita a formular todo un ofrecimiento de formas de pago, lo que evidencia de manera notoria el fin recaudativo del organismo que la envía, violentando de forma frontal, la política de tránsito tendiente a prevenir. En efecto el acta realizada es un ardid propio de un abuso de autoridad, y no es suficiente como para pretender el cobro de la multa en cuestión, ello, por las razones apuntadas.

Si dice que la infracción fue constatada por una agente con equipo homologado

Desconocer en forma total que la supuesta infracción que formulan haya sido constatada por el agente en cuestión, que el mismo haya sido homologado y constatado su vencimiento de calibración. Ello por cuanto no se menciona el organismo que ha llevado a cabo el proceso de homologación, y tampoco ha sido publicada conforme obligación de publicar los actos de gobierno de alcance general. Asimismo, la calibración del aparato de medición antes de la fecha de vencimiento, por un mal manejo (golpe) puede descalibrarse, lo que se deja planteado a sus efectos. En síntesis, se impugna la homologación individualizada en la multa respecto al radar utilizado, lo que sin dudas deberá ser acreditado en la instancia judicial correspondiente.

Si hay un mínimo de exceso de velocidad

Si la supuesta infracción es por un exceso mínimo de velocidad (por ejemplo, 7,8 km), está sin dudas dentro de los márgenes de error del radar utilizado y/o velocímetro del automotor, lo que exime de la multa en razón que el exceso de velocidad es cuestionable y sería un exceso aferrarse a la supuesta perfección del elemento de medición utilizado. Por ello, se ratifica la impugnación respecto a las condiciones de exactitud de control.

Si el acta no está constatada

Si el acta de infracción notificada no ha sido constatada por el funcionario público firmante, sino que éste se ha limitado a informarla sin constatar en el lugar del supuesto hecho, y por ser un requisito necesario para la admisibilidad formal del acta de infracción, se deja formalmente planteada la impugnación por la falta de constatación personal. Es necesario tener en cuenta que el acta de comprobación es un acto administrativo y como tal, debe necesariamente reunir una serie de requisitos, entre ellos, emanar de un funcionario administrativo competente, respetando las formalidades impuestas por la ley. Al no haber existido dicho funcionario en el lugar y aunque cualquier persona bajo cualquier título haya firmado el acta, la misma es nula de nulidad absoluta.

Si llega la fotomulta

Resulta de dudable constitucionalidad el uso de radar fotográfico, el que es utilizado en forma furtiva y cuya utilidad reside en su función preventiva y no recaudativa. El espíritu de toda ley de tránsito es prevenir y no recaudar, y eso se evidencia en que en ninguna parte del acta consta que hubo carteles preventivos y notorios notificando, por ejemplo, el control de la velocidad máxima, que es una exigencia que garantiza la legalidad de los sectores de medición de velocidad máxima y por consiguiente el proceso de control de la autoridad de aplicación en materia de tránsito.

Derecho a defensa

Es necesario y conveniente asegurar la vigencia del debido proceso y el derecho de defensa constitucionalmente reconocido, situación que no se alcanza a cumplimentar con una intimación a efectuar el pago de una multa, desconociendo la autoridad de la que emana el acta de infracción y el presupuesto fáctico que rodea el hecho.

Primera infracción

La normativa vigente a nivel nacional y a la que adhirieron varias provincias, establece que a la primera infracción sancionada, cuando el exceso de velocidad no supere los 90 kilómetros por hora, corresponderá sólo apercibimiento.




Cumpleaños:

Maximiliano Castro

Periodista deportivo
• Noticias breves

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner