IMAGENESMarzo 20, 2017

La celda de San Martin

Por Eduardo Peñafort
Imagen anterior Imagen siguiente

Recientes investigaciones sobre el Cruce de Los Andes han demostrado que la población de San Juan cumplió un papel mucho más destacado que el atribuido hasta el presente, en la concreción del inicio de la campaña libertadora latinoamericana. En articulación con estos descubrimientos, durante la gobernación del Ing. José Luis Gioja se dio inicio al “Cruce sanmartiniano” – como una estrategia para reavivar la memoria histórica -, que durante el presente año cumplió su 12° edición. En el marco de esta política de la memoria también se ha resuelto la situación planteada en torno a la “Celda de San Martín” que generó no pocos malos entendidos entre las instituciones responsables de su guarda – en muchos casos enfrascadas en discusiones que tomaron estado público -.

La denominada “Celda de Don José de San Martín” se refiere a la habitación – seguramente el dormitorio protocolar del Convento de Santo Domingo – donde se alojó el general durante su permanencia en San Juan, durante 1815. La construcción y el lugar han sido declarados Monumentos Nacionales por el Decreto N° 107512/1941 y el Decreto N° 2756/1980 – este último pone de relevancia el hecho que se trata de construcciones que subsistieron al terremoto de 1891 -. Los monumentos nacionales de la Argentina son “una serie de realizaciones arquitectónicas, lugares u obras que por su interés y valor gozan de una protección jurídica específica recogida en la Ley para su preservación, enriquecimiento y exhibición”.

La solución encontrada – propuesta desde hace bastante tiempo – se encontró en la adquisición de un terreno ubicado en la calle Laprida y colindante con el lugar histórico. Se trata de una vía de acceso alternativo que quedará a cargo de la Asociación Cultural Sanmartiniana de San Juan. Además en el espacio se podrá ubicar una biblioteca y sala de reuniones, como etapa intermedia de la construcción del Centro Histórico Cultural Sanmartiniano.

Desde el punto de vista artístico, que en esta oportunidad constituye el centro de la reflexión, se trata de uno de los lugares más significativos y valiosos de la provincia, puesto que constituye una de las obras arquitectónicas más antiguas a la que se tiene acceso público. Más allá de la antigüedad, se trata de una construcción cuya armonía y solidez la convierte en un documento invalorable para imaginar la ciudad desaparecida.

La hermosura del lugar deviene menos de su dimensión – aunque no se trata de un pequeño espacio – que de la amalgama de significados: proyecto y materiales constructivos, sentido de la vida monacal y cívica, articulaciones de ideas. Entrar al patio y recorrer su galería remite a otro tiempo, a través de elementos que se estiman únicos en San Juan. Pienso que se trata de uno de lugares más sugestivos y auténticos de nuestra provincia.

En tanto se ha generado la posibilidad de reconstruir un pasado ejemplar y revalorizar el espíritu emancipatorio, se espera que con la misma pertinencia que se ha resuelto el conflicto planteado, se dé forma al Centro Histórico Cultural Sanmartiniano. Ello implica en primer término la preservación – que incluye la normatividad de las visitas -, la selección de elementos permanentes expuestos para que transmitan el mensaje que se desea, la calidad artística de los elementos y construcciones implicadas. Al respecto, existen en el país muchos ejemplos que convierten estos espacios en verdaderas escuelas de civismo.




Cumpleaños:

Ariadna Petracchini

• Noticias breves

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner