MITOS Y VERDADESMarzo 29, 2017

Las terapias complementarias ¿una ayuda o una farsa?

Está de moda buscar la cura de ciertas enfermedades en terapias como el reiki, las dietas naturistas y los consejos que proponen las terapias complementarias. Hablan reconocidos profesionales.

Imagen anterior Imagen siguiente
Las terapias complementarias ¿una ayuda o una farsa?

Desde siempre, a la par del desarrollo de la medicina, han surgido propuestas alternativas para curar o prevenir enfermedades. Hay personas que afirman que terminaron con sus problemas respiratorios gracias a la meditación, mujeres que dicen que con el reiki lograron que desaparecieran los nódulos de sus mamas, o que con ciertas hierbas se curaron de problemas de tiroides y otros que aseguran haberse sanado tomando su propia orina. Los testimonios de lo que pueden hacer estas terapias complementarias se multiplican de boca a boca, entre amigos, familiares, vecinos pero ¿Qué dicen los profesionales de la salud?, ¿Las terapias complementarias ayudan a la medicina o son una “chantada”?.

El yoga, el reiki, la meditación, las flores de Bach, la oración, las dietas naturistas, la acupuntura, son algunas de las propuestas que se eligen cada vez más fuera de la medicina tradicional. En Argentina, se calcula que el 90 % de los pacientes no se conforman solo con lo que les dice su médico sino que consultan diferentes terapias no convencionales.

Muchos se animan a probarlas porque creen que no tienen nada que perder y que tal vez pueden encontrar una solución para lo que tanto los afecta. Pero sin darse cuenta algunos terminan dañando su salud, o siendo clientes de meros oportunistas que se ocultan bajo la denominación de “terapeuta alternativo” aprovechándose de que en esta categoría se incluyen servicios muy variados y de distintas calidades. Este universo que crece a la par de la medicina tradicional mueve miles de millones de dólares al año y amerita detenerse a indagar sobre qué prácticas son las que realmente benefician al organismo.

El Nuevo Diario dialogó con dos profesionales de trayectoria en la salud de la provincia, Gustavo Alcalá, especialista en cardiología, fue presidente de la Sociedad de Cardiología de San Juan y en la actualidad preside el Comité de Epidemiología y Prevención de la Federación Argentina de Cardiología. También con Ana María Beltrán, especialista en psiconeuroinmunoendocrinología, presidió la Sociedad de Endocrinología de San Juan y es la secretaria científica de la Asociación Médica de San Juan. Desde posturas casi opuestas, los especialistas dieron su visión sobre el uso de las terapias complementarias.

GUSTAVO ALCALA, CARDIOLOGO
“Hay millones de dólares tirados por los tratamientos mágicos”

-¿A qué terapias complementarias recurren los sanjuaninos?
-A la religión, también usan reiki o yoga. Otras comunes pero peligrosas son las sustancias mágicas que aparecen cada tanto. Hace mucho tiempo fue el propoleo, también la crotoxina, el veneno de una serpiente que se suponía iba a curar el cáncer, la calvicie y no llevó a nada.

-¿Cuáles son los riesgos de estas terapias?
-Más allá de que no está demostrado que sirvan, son peligrosas cuando retrasan el diagnóstico o un tratamiento que está probado que sirve. El segundo peligro es que distraen recursos económicos, a veces cuestan más que la quimioterapia. No defiendo que todo se arregla con fármacos, hay ejemplos probados en la musicoterapia y la equinoterapia pero los tratamientos que tienen un lugar en los sistemas de salud son los que ayudan a los tratamientos tradicionales.

-¿Quéproporción de pacientes recurren las terapias complementarias?
-Acá no hay estudios prácticamente de nada. Lo importante es lo que vota la gente y la gente está a favor de los tratamientos complementarios.

-¿Por qué a la gente le atrae lo alternativo?
-Vemos que cae en la trampa de creer que el tratamiento para la enfermedad es artificial y el que le proponen las sustancias alternativas es natural. Les resulta muy atractivo que sea una sustancia mágica que las empresas farmacéuticas ocultan desde hace años. El desafío es capacitar a la gente para que analice fríamente las propuestas que le hacen.

-¿Estas elecciones son solo búsquedas mágicas o hay fallas en la atención de los médicos?
-Es una causa compleja y combinada. Pero hay algo que es claro, mientras más educado está el país menos terapias complementarias se usan, cuando la gente no tiene noción de lo complejo que es una enfermedad encuentra soluciones mágicas. En países desarrollados las personas no tienen la sensación de que el equilibrio de su cuerpo se va a perder por una situación de estrés, es algo más delicado.

-¿En qué tipo de enfermedades se suelen usar estas terapias?
-En las enfermedades crónicas que tienen evoluciones lentas y benignas como vitiligo, psoriasis y la alergia. También estamos viendo muchas promesas ridículas para bajar el colesterol y la obesidad. Hay millones de dólares tirados a la basura por creer en tratamientos mágicos.

-¿Cómo se podría regular el uso de estas terapias?
-Aparte de educar, la legislación podría exigir ciertos requisitos para diferenciar un fármaco de lo que es un suplemento. En nuestro país la reglamentación es muy laxa y una publicidad puede decir que un tratamiento mejora el diagnóstico o pronóstico sin demostrar resultados y eso genera confusión.

-¿Los pacientes le suelen contar al médico que recurren a estos tratamientos?
-Depende del grado de confianza. Para hacer una autocrítica, si la consulta dura cinco minutos las dudas que tiene el paciente en vez de conversarlas con el profesional las termina hablando con un amigo. Es necesario que ambos le dediquen más tiempo a la consulta.

-¿Esta idiosincrasia de buscar soluciones mágicas es característica de la provincia?
-La salud de San Juan está bastante marcada por esta fe comprensible pero dañina y creo que esto merece ser estudiado por las universidades. Hemos tomado como folclórico a una vieja que leía la orina, no creo que eso tenga nada de folclórico, ha sido una catástrofe sanitaria. El problema de las drogas no es solo el de las ilegales sino también el escaso aprovechamiento de los fármacos que realmente cambian el pronóstico de una enfermedad.

ANA MARIA BELTRAN - ESPECIALISTA PSICONEUROINMUNOCRINOLOGIA
“Realizados junto a la terapia tradicional veo respuestas favorables”

-¿Para qué sirven las terapias complementarias?
-Si bien no manejo la técnica, en las personas que la realizan junto a la terapia médica tradicional veo respuestas favorables. Ayudan al paciente a sentirse en equilibrio, más tranquilo y más receptivo. Las actuales investigaciones muestras que permiten cambios neuroquímicos cerebrales.

-¿Cuáles son los riesgos de usarlas?
-El riesgo más importante es la manipulación y sobre todo la creencia de que quienes la imparten curan solo con eso o tienen poderes que el resto no tiene.

-¿Qué proporción de pacientes recurren a este tipo de terapias?
-No puedo contestar con una cifra certera pero te diría que hoy al menos el 80% de los pacientes que veo practica yoga, hace reiki o talleres de integración, danza biológica, baile o musicoterapia.

-¿Por qué los pacientes recurren a otras alternativas para curarse?
-Sería bueno revisar qué significa la palabra curarse porque se puede tener una actitud saludable frente a la vida aún en la presencia de síntomas o una actitud enferma o sin la presencia de síntomas. Y para responder ¿Por qué recurren? los trabajadores de la salud tendríamos que preguntarnos ¿Cómo tratamos a una persona que viene llena de temores por una situación que padece?, ¿Cuántos lugares vacíos hemos dejado al no considerar a la persona como un ser humano?, cuando el paradigma vigente es el ser humano como un ser biopsico-socio-espiritual. ¿Cuántos huéspedes oportunistas han ocupado ese espacio?

-¿Cómo se podría controlar a quiénes desarrollen este tipo de terapias?
-En la vida no hay certezas y en la medicina tampoco. Pero si quienes trabajamos en la salud aprendemos nuevas alternativas terapéuticas sin dejar las que ya conocemos, si vemos qué sucede con los pacientes que suman estas terapias complementarias al tratamiento convencional, si estudiamos nuevos recursos quizás podríamos proporcionarnos y proporcionar estrategias integrativas con base absolutamente vigentes.

-Entonces ayudaría que los médicos integraran estas nuevas terapias.
-Hoy se habla de oncología integrativa y eso no significa dejar la terapia oncológica sino sumar y complementar el tratamiento que se ha determinado. En la actualidad no se puede trabajar individualmente con un tratamiento, estos deberían ser transdisciplinarios y en ese equipo el verdadero protagonista es el paciente. Además, hay que trabajar desde la salud y no desde la enfermedad, como históricamente nos enseñaron.

-¿Qué terapias son las que pueden desarrollarse junto con la terapia convencional?
-De acuerdo a mi experiencia personal pueden desarrollarse terapias en grupos coordinados por un psiquiatra, un psicólogo, donde se utilicen recursos expresivos no verbales, música, plástica, que facilitan descubrir estrategias personales para reducir el estrés y lograr la reeducación emocional. El reiki y yoga actualmente son estrategias muy aceptadas, hay psicólogos de mucha experiencia que las utilizan como coadyuvante de la terapia.

-¿Cómo se podría identificar a los falsos terapeutas?
-No puedo contestar eso porque la percepción es estrictamente personal. Solo puedo decir que el fanatismo entrampa, que no existe un método único y que nada es lo mejor. Frente a tanta falta de argumento existencial es más fácil seguir a un mago externo que mirarse para poder encontrar los condicionamientos personales que dificultan el equilibrio.


LO QUE DICEN LOS ESTUDIOS

Yoga para hipertensos
En 2012 se desarrolló un estudio en Toronto, Canadá, para comprobar si hacer yoga o meditación ayudaba a los pacientes hipertensos a disminuir el estrés y así a evitar el consumo de fármacos. El resultado de la investigación, que fue realizada por el Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook, arrojó que hacer yoga no ayudaba por sí sola a controlar la presión arterial por lo tanto no podía usarse para reemplazar la medicación pero sí la aconsejaron para quienes querían utilizarla como un complemento.

Rezar no funciona
“Las plegarias no surten ningún efecto benéfico en los pacientes sometidos a operaciones quirúrgicas a corazón abierto” esto demostró un estudio realizado desde 1996 hasta 2006 por seis centros médicos norteamericanos. Muy al contrario, los enfermos que sabían de antemano que otras personas iban a rezar por ellos sufrieron más complicaciones postoperatorias que los pacientes que desconocían que rezarían por ellos.

El caso de Steve Jobs
Según los expertos una terapia alternativa habría sido lo que complicó la salud del fallecido empresario informático Steve Jobs. Cuando le diagnosticaron el cáncer de páncreas, en 2003, decidió no someterse a ninguna intervención durante nueve meses y recurrió a una dieta naturista. Para cuando quiso valerse de la medicina tradicional la enfermedad ya había avanzado. Afirman que si no se hubiera resistido a usar el tratamiento convencional tal vez no estaría muerto.

Los falsos profetas de la medicina
La falta de regulación del Ministerio de Salud de la Nación, la poca información sobre cómo identificar la seriedad de un tratamiento, hacen necesario estar atentos a las propuestas que surgen como alternativas. No solo para cuidar de la salud, sino también para no seguir sosteniendo a falsos oportunistas que se hacen llamar curadores. Algunos recaudos para tomar:

-Observar quién aplica el tratamiento, hay que dudar cuando lo desarrolla una persona en forma aislada fuera del amparo de un equipo médico.
-Averiguar los antecedentes de quién publicita un nuevo tratamiento, podría tratarse de alguien a quien se le quitó la matricula por sucesivos errores al ejercer la medicina.
-Desconfiar de quienes simulan sacar a la luz ideas que durante siglos estuvieron ocultas por las farmacéuticas y la medicina tradicional.
-La aparición de sustancias mágicas que por su forma de actuar contradicen las reglas establecidas. Como el aceite de Chía, que dicen que cura todo pero ninguna revista científica lo ha publicado.


NOTA PUBLICADA EN EL NUEVO DIARIO EL 29 DE NOVIEMBRE DE 2013.




Cumpleaños:

Gema Mareca González

Directora del Centro de Arte “Jelú”

Fallecido:

Patrocinia Desposodia Navarro Vda De Lobos

El sepelio se realizará hoy, a las 10 horas, en el cementerio de...
• Noticias breves

EL 19, 20 Y 21

Fiesta Provincial de la Punta de Espalda

El 19, 20 y 21 de agosto se llevará a cabo esta celebración que tendrá lugar en el ex Estadio Abierto Parque de Mayo.
Habrá números artísticos, artesanos, un espacio de promoción de las Rutas del Vino y del Olivo y una exposición de dinosaurios.
La entrada general será de $50, jubilados y niños abonarán $20.
La venta anticipada de las entradas es en Data 2000 y en Puerto Madero (Av. Libertador 625 Oeste).

DOCUMENTAL

Las últimas voces del terremoto

El martes 15 de agosto, a las 19 en el Auditorium del Teatro del Bicentenario, se presenta un nuevo trabajo de la Fundación Bataller junto a la productora Solaura: una película –documental que rescata las últimas voces del terremoto. El testimonio de personas que vivieron la tragedia y cuentan lo que ocurrió aquel fatídico 15 de enero de 1.944.

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner