Julio 13, 2017

Las fotos del "Gringo"

Jaime de Lara, el Gringo, hizo de todo en su vida. Fue publicista, inventor, modelo, impulsor del turismo, amante de la libertad y el ingenio. Pero fue además, un gran fotógrafo. En estas páginas y como un homenaje al amigo que se fue, publicamos algunas de sus mejores fotografías. Otras fotos pueden encontrarse en www.sanjuanalmundo.com, el portal de la Fundación Bataller.

Imagen anterior Imagen siguiente
Jaime Gringo De Lara
Leña para el horno
Atardecer en Barreal
Este lugar que encontró Pebi Zimmermann al que denomine Hongos Blancos de Tocota, desde hace un tiempo a tomado estado publico por el deseo de hacerlo lugar turístico. Es propiedad privada del señor Caligoli y esta en el departamento de Calingasta, todo comenzó por la exhibicionismo de esta fotografía que amplié a 60x80 centímetros y que hoy se encuentra en los pasillos del hotel Pismanta. (dato curioso) El día estaba nublado, en un momento se disiparon las nubes sobre el lugar y me permitió obtener esta imagen, atrás el cielo muestra el nublado tormentoso que entornaba la zona, momentos después se volvió a nublar.
1977 - La tejedora. La anciana se llamaba Eugenia Alcayaga y tenía unos 70 años cuando se tomó esta foto, 25 años atrás. Era una de las tantas tejedoras que tenía San Juan. Nunca salió de su lugar: el puesto “Agua de los Caballos”, en territorio jachallero. Doña Eugenia ya no está y su viejo arte también va camino de desaparecer. Esta foto es de Jaime Gringo De Lara y fue publicada en la sección Las mejores fotos de San Juan, en la edición 1061 de El Nuevo Diario del 9 de julio de 2002.
Paisaje de Barreal
Paisaje de Barreal
El primer hábitat natural. El instante era mágico. Estábamos en la cueva mayor de Los Morrillos, a 20 kilómetros de Barreal. Pensé, mirando al fondo las protuberancias de la pampa de Ansilta: “acá habitó por primera vez el ser humano en nuestra provincia”. Hace 6 mil años se instaló la primera cultura. Luego vendrían otras, hace 4 y 2 mil años. Algunos huesos de llama petrificados, en el fondo de la cueva, daban pie para que la imaginación volara hacia aquellos cazadores primitivos. El silencio absoluto del mediodía brindaba el marco adecuado. Y agradecí haber llevado mi vieja cámara no automática pues con una moderna esta foto no hubiera sido posible. Esta foto es de Jaime Gringo De Lara y fue publicada en la sección Las mejores fotos de San Juan, en la edición 1061 de El Nuevo Diario del 5 de julio de 2002
A esta fotografía, Jaime la llamó “Cuando el dique tenia agua”
Trabajo de la serie “Rostros”
Caballo en Angaco
Dique Los Cauquenes, Jáchal, San Juan. (Jaime “Gringo” De Lara)
Serie sillas hablando







Nota publicada en El Nuevo Diario el 16 de junio de 2017


Cumpleaños:

Néstor Adrián Campillay

Poeta
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios