ALGO DE ALGUIENSeptiembre 1, 2017

Romper vitrinas

Por Gustavo Ruckscholss
Imagen anterior Imagen siguiente
Dibujo Miguel Camporro

luthiers de todos los tiempos. Las más conocidas fueron, primero los Stradivari, que por dos generaciones hicieron sus increíbles violines, seguidos por los Guarneri que también hacían maravillas... La tradición sigue y hoy existe allí una rigurosísima escuela de luthiers para prolongar aquel noble oficio. Además, frente a la plaza Marconi está el museo de la ciudad en el que, como es de suponer, tiene en sus vitrinas, muchas de aquellas reliquias originales que siguen siendo el sumun para cualquier músico. Quien cuida de ellas, tiene la obligación de tocarlas, ejecutar alguna obra con ellos, todos los días, luego los pone en su lugar, y así sucesivamente. El origen de tal actitud es que " los instrumentos necesitan ser tocados para seguir viviendo “, según los músicos de ley... Todo esto, que según parece es un cuentito, no solo es verdad sino que es verdad para todos los aspectos de la vida.

No sirve tener el mejor instrumento si no se lo quiere, si no se lo palpita junto a uno y, quizás, hasta uno mediocre suene aceptable si es bien querido. Dije que es extensivo a muchos órdenes de la vida. Puedo tener el mejor perro de concurso, con el pedigrí de excepción y no confortarme tan bien como con un callejero querendón y compañero. Ese con el que siempre estamos; vamos y venimos, es decir, compartimos vivencias. Porque de eso se trata la vida, de compartir. No sirve tener cosas, seres o lo que sea en las vitrinas de nuestro vivir. Hay que sacarlas y sentirlas junto a nosotros. Tocarlas, mimarlas, hablarles y oírlas. Mirarlas y mirarse; transmitir vibraciones y emociones, participar, el uno del otro, con el otro y viceversa.

Si tengo el cuadro más costoso en el living de mi casa y no me dice nada, no me impresiona los sentidos, vale mucho más poner aquellos dibujos que hicieron mis hijos en el jardín.

No sirve tener el carnet del club si no lo sentimos, si no sufrimos el gol de cada domingo. O la mejor casa, con todos los chiches si no tiene el calor de hogar; si es el simple lugar para comer y dormir; si no se llena de ruidos, broncas y alegrías. No debe ser solo el lugar para lucir y, casi, no estar en él. Debe ser el refugio de penas y disfrutes; de rincones para sentarse a hablar sin tiempo; de escuchar en silencio o gritar sentimientos. Eso es un hogar; la otra, aquella casa es la que se luce en la vitrina. Apenas si es un lugar donde estar.

Como se ve, soy partidario de que lo que sea, sirva para vivirlo, disfrutarlo, sentirlo. La vida, hoy, se encarga de meter cosas de más en las vitrinas porque hay apuros, desencuentros, intereses, que nos hacen olvidar que lo que no se palpita, no se vive, simplemente, está.




Cumpleaños:

Gustavo Orlando Lunas

sacerdote, cura párroco de la Iglesia Catedral.

Fallecido:

Orlando Oscar Oropel

El sepelio se realizará hoy a las 16:00 Hs. en el cementerio de ...
• Noticias breves

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner