IMAGENESSeptiembre 1, 2017

Saltar los límites de la escultura

Por Eduardo Peñafort
Imagen anterior Imagen siguiente
Una de las obras expuestas en "Re encuentro"

Eneida Roso expone en Tornambé – Centro de Creación y Museo de Artes Visuales un conjunto de esculturas denominado “Re encuentro”. El nombre ambiguamente orienta la visita en distintos planos: vuelta al lugar que estuvo a su cargo durante varios años, compartir sus obras con compañeros y amigos, dialogar con el público – puesto que no ha parado un momento de trabajar – o conjugar los diagramas con los objetos artísticos producidos.

Este último aspecto merece una detenida atención, puesto que en esa relación al decir de la artista, se juega su intencionalidad artística: “la búsqueda del sentido en la generación de un volumen que da como resultado la organización de un espacio”.

Para nosotros, la conjunción de dibujo geométrico que dirige la acción escultórica y fotografía vuelve diáfano el descubrimiento de los objetos creados como juegos de fuerzas, que se traduce en las tensiones de la materia cuya prolongación virtual en el entorno – lo que no se ve – justifica las formas, las arranca de la aleatoriedad. Pero justamente, los objetos son unidades centrípetas que pretenden validar la sensibilidad, lo impredecible, la variación singular en un espacio infinito. En el escrito de la artista, incluido en el Catálogo, transcribe un fragmento en el que J. L. Borges expresa su experiencia de los espejos. Justamente la obra parece una refutación al mero reflejo de los espejos. El resultado de la exhibición de las dos obras (dibujo/fotografía), es una validación del arte como conocimiento de una situación, estado, un punto que desborda la racionalidad, justamente porque refuta el principio de identidad.

De los variados ángulos que pueden dan pistas para experimentar el “sentido” buscado, me voy a detener en el color. Un capítulo importante de la Muestra lo constituye la experimentación del color. De suyo, la creación de volúmenes laminares y pliegues opera como la producción inestable de luces y sombras que despistan las certezas sobre un matiz definitivo, pero Roso incorpora también otra posibilidad del color que abreva de una fuente diferente.

La policromía escultórica fue un elemento formal muy fuerte en las diversas épocas y culturas, sin embargo luego del Renacimiento y el neo-clasicismo, pasó a primer plano el esplendor de la materia – el grano del mármol, el dorado brillante del bronce, la pátina natural del hierro -. Sin duda en el siglo XX se recuperó la posibilidad de incorporar el color. El desarrollo en color es la línea que elige Eneida Roso en el uso de la resina poliéster.

En el siglo XX se crearon esculturas con líquido que hacen ingresar la transparencia al volumen. Ya no se trata sólo de lo lleno y lo vacío, sino también la posibilidad de incluir en el lenguaje formal el trabajo sobre el interior del volumen. El uso de la resina poliéster le permite a Roso incluir entre los elementos significativos la estructura interna del material – burbujas, quiebres, estratificación – y, por supuesto el color incorporado al interior de la materia.

El proceso se vuelve particularmente elocuente en “Pseudo Elipse Completa formada por Dos triángulos Sagrados”. La escultura pone al descubierto estados imposibles de visibilizar, estados interiores que ya no como espejos, sino como metáforas introducen al espectador en un universo de interioridad. La materia no es neutra, es un movimiento interior que el escultor descubre, por ejemplo, en la piedra – vuelve sobre este motivo clásico en “Trazado geométrico abstracto del pentágono” -. Pero con la resina, esa materia posee una estructura inventada en función del mensaje.

La calidad y vigencia de la obra de Eneida Roso se apoya en la solidez de los procesos de producción, el dominio técnico, pero sobre todo en la inquietante transgresión de los límites impuestos por la historia al lenguaje de la escultura.




Cumpleaños:

Gustavo Orlando Lunas

sacerdote, cura párroco de la Iglesia Catedral.

Fallecido:

Clementina Nievas

El sepelio se realizará hoy, a las 18 horas, en el cementerio de...
• Noticias breves

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner