PEÑAFORTSeptiembre 8, 2017

En la calle

Por Eduardo Peñafort
Imagen anterior Imagen siguiente

El lugar de tránsito en todas sus ubicaciones provoca y evoca emociones – desde las huellas rurales, el “Caminito” suburbano o La gran vía -, porque es escenario de múltiples acciones esenciales para la supervivencia. En las ciudades es, además, un espacio disputado y en conflicto, tanto por el tránsito como por los mensajes que en ella se instalan.

Lo visual en las calles es una experiencia omnipresente, la vista y los mensajes visuales se necesitan en todo momento, desde conducir un vehículo hasta ubicar un domicilio, encontrarse con amigos o temer el asalto de un descuidista.

Pero mucho de lo visible no es mirado casi nunca... Esta selección de la mirada puede operar como una defensa que la especie arrastra para evitar confundirse entre tanta saturación – como si viviera en una nueva selva o un gigantesco desierto -.

La emoción siempre ha estado presente, por ello el arte ha intervenido en la producción de mensajes callejeros, si bien desde antiguo las estatuas se ubican en plazas, el variopinto panorama de la decoración arquitectónica de los frentes – en los que casi nadie se detiene -.son vestigios de una intencionalidad artística. Las nuevas disciplinas artísticas como la construcción de fuentes, el diseño gráfico, la decoración de interiores, la programación de cortos publicitarios se han vuelto protagonistas.

Pero los artistas de los lenguajes tradicionales también se han dedicado a producir arte en la calle, más allá de los monumentos en plazas. Mario Vinzio ha legado a la Ciudad de espléndidos elementos de señalización y el Maestro Miguel Sugo – que posee una gran producción monumental, incluido el relieve de la Legislatura – se permitió la humorada de poner una escultura que funciona como depósito de las bolsas de residuo en la puerta de su casa. Numerosas expresiones de arte efímero han tenido también como escenario la calle y finalmente, destacados artistas locales encararon la empresa de la pintura de puentes; así como la intervención de reconocidos ilustradores de comic.

Claro está que en los últimos sesenta años ingresó a la ciudad la moda del uso de murales, más allá de la propaganda política y comercial, la inscripción de recuerdo de alguien, una injuria…

Algunos casos en San Juan aclaran esta presencia que ya es clásica en todos los espacios urbanos. En la primera mitad del siglo XX, los grandes maestros mexicanos utilizaron el mural con fines revolucionarios, puesto que intentaron ilustrar a las masas analfabetas sobre la historia nacional. A mitad de siglo, se habló de la muerte de la pintura de caballete – léase pintura de interior – y su reemplazo por las grandes superficies cromáticas desplegadas por los enormes construcciones. Los hippies le otorgaron el carácter de pura expresión, un acto solitario que plasmaba su estado de ánimo sobre los muros y objetos de la ciudad.

No todas las expresiones urbanas ni los murales cumplen la misma función. Durante años se produjo una guerra por el muro en el Colegio La Inmaculada Concepción, cuya victoria parece que la Institución la ha conseguido. Los concursos murales han abierto la posibilidad de un reconocimiento de habilidades - y defectos – de los no especialistas. Uno de los premios juveniles de Mario Pérez fue obtenido por una obra realizada en el muro del Colegio Santo Domingo.

Por su carácter, el conjunto de murales pintados en las paredes del predio ubicado en calle Gral. Paz y EEUU resulta particularmente emotivo, .puesto que constituyen expresiones de personas con capacidades especiales que a través de las pinturas se hacen visibles en el marco de una sociedad que muchas veces los ocultan – en lo público y lo familiar -. Pero lo que resulta aleccionador es el hecho de la renovación anual. En la calle, las expresiones no deben pretender la permanencia sino asumir el carácter efímero, marcar el pulso tanto de la inagotable imaginería de los pobladores, como los estilos en un mundo en constante transformación.




Cumpleaños:

Paolo Orlando

Periodista

Fallecido:

Maria Vallecillos Vda De Monsalvo

El sepelio se realizará hoy, a las 11:00 horas, en el cementerio...
• Noticias breves

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner