Loomis Fargo: el golpe millonario que dio la banda más absurda e inútil

Hace 20 años, la noticia del robo de 17 millones de dólares a una compañía de caudales sacudía a Estados Unidos. Pero lo que parecía una de aventuras terminó en comedia grotesca.

Imagen anterior Imagen siguiente
Loomis Fargo: el golpe millonario que dio la banda más absurda e inútil

Al momento de dar su gran golpe en 1997, un robo de más de 17 millones de dólares, David Ghantt probablemente pensó que su historia terminaría en una película. Quizás imaginó al protagonista. ¿Leo DiCaprio? ¿Brad Pitt?. Ghantt, el "cerebro" del segundo mayor robo de la historia de los Estados Unidos, tuvo su filme años después. Y su papel no lo ocupó ningún galán ni héroe de acción, sino Zach Galifianakis.

Eso da una idea de cómo terminó todo.

Hace hoy 20 años, David Scott Ghant, un empleado de la empresa de caudales Loomis Fargo en Charlotte, envió a su ayudante a la casa, cargó fajos y más fajos de dinero en la parte trasera de una camioneta y simplemente se fue de la compañía. Sin violencia, sin apuro. ¿El crimen perfecto? Frío, frío.

Ghantt había entrado a trabajar tres años antes a Loomis Fargo. Estaba casado, pero en la compañía inició una relación furtiva con una compañera, Kelly Campbell. En marzo del 97, la empresa fue víctima del llamado “robo del siglo”: un empleado se evaporó con casi 19 millones de dólares, el mayor botín de la historia, aunque fue detenido unos meses después.

Obviamente, las bromas sobre cómo emular al compañero prófugo se hicieron constantes desde el primer minuto. Nada fuera de lo común. Pero en algún momento la pareja de amantes empezó a tomar la idea en serio.

Campbell convenció a Ghantt de intentar un golpe similar. Le aseguró que tenía un conocido con contactos criminales que podía ayudarlos a concretar el robo. Se trataba de Steve Chambers, un estafador con gustos bastante estrafalarios. A grandes rasgos, el plan era el siguiente: Ghantt debía tomar todo lo que podía de la bóveda de Loomis Fargo y huir de los Estados Unidos, mientras Chambers administraba localmente el dinero.

Loomis Fargo: el golpe millonario que dio la banda más absurda e inútil

Robo a Loomis Fargo. Una de las cajas de seguridad con parte del botín.

Fue probablemente la peor planificación y ejecución de la historia del crimen.

De todo lo que Ghantt supuso antes del robo, lo único que se cumplió fue que Loomis Fargo, lógicamente, iba a identificarlo clara y rápidamente como el autor del robo.

La banda estuvo lejos de calcular correctamente la dimensión física que iba a tener esa cantidad de dinero, ni que iba a pesar -literalmente- una tonelada. Ghantt tampoco notó hasta después de irse de Loomis Fargo que buena parte de ese volumen eran billetes de 1 y 10 dólares, así que más tarde los descartó (unos US$ 3 millones) y se quedó con los de denominación más alta.

Hubo más. Al salir de Loomis Fargo, Ghantt agarró el manojo de llaves de la empresa, un aro con 200 llaves, pero no sabía cuál abría la camioneta en la que había cargado el dinero. Primero intentó forzarla. Sí, intentó forzar una camioneta blindada. Por suerte para él, tenía tiempo de sobra: debió probar llave por llave hasta poder abrirla.

El “plan” original indicaba que el escape de Ghantt a México se iba a concretar con un vuelo desde el aeropuerto de Columbia, en Carolina del Sur. Amargamente, la banda comprobó en el lugar que desde allí no partía ningún vuelo hacia México. Ghantt terminó yendo en micro a Nueva Orleans, con cerca de 50 mil dólares metidos en sus botas. De ahí, sí, voló a Cancún.

A pesar de las advertencias a todos los implicados, Chambers, el encargado de manejar el botín, y su esposa, Michelle, entraron en la operación con luces y sirenas. Sobrepasados por el volumen del dinero, guardaron la plata en barriles y le pasaron altas sumas a familiares y amigos. Con dificultades para guardar el dinero, empezaron a gastarlo.

Loomis Fargo: el golpe millonario que dio la banda más absurda e inútil

Robo a Loomis Fargo. Michelle, la esposa de Steve Chambers, filmada por el FBI mientras abría cuentas en un banco.

El movimiento más absurdo fue su mudanza de una casa rodante a un hogar valuado en 600 mil dólares en un barrio exclusivo de Cramer Mountain. Ahí fue cuando el FBI puso definitivamente la mira en Chambers y Michelle: es lo que suele ocurrir cuando uno compra una mansión de 600 mil dólares en efectivo...con billetes de 20 dólares.

La lujosa casa, en Gastonia, fue increíblemente decorada. Alfombras de piel de tigre en las escaleras, un BMW tuneado y hasta una pintura del "Velvet Elvis", un símbolo del kitsch por excelencia en los Estados Unidos.

Michelle tuvo un delicioso paso por un banco local, donde apareció con un maletín lleno de billetes para depositar. Como tenía dudas sobre cuánto dinero podía ingresar sin que el banco debiera informar al Gobierno, simplemente lo preguntó. Y depositó exactamente lo que le dijeron. Por las dudas, aclaró que no se trataba de plata de las drogas. Obviamente, el empleado lo reportó como acción sospechosa.

Mientras tanto, Ghantt sobrevivía como podía en un resort de Cancun después de haberse gastado la mayor parte de la ínfima cantidad de plata que se había llevado. Nunca pudo explicar por qué se había fugado con tan poca plata. Y empezó a acosar a Campbell para que presionara a Chambers para que le mandara más dinero.

El FBI rápidamente identificó a Ghantt como el autor del robo. Y lo conectó con Chambers sin problemas. Pero conseguir las pruebas duras demoró algunas semanas.

Loomis Fargo: el golpe millonario que dio la banda más absurda e inútil

Robo a Loomis Fargo. David Ghantt, detenido, en el final de la aventura.

En el interín, el custodio del botín comenzó a conspirar para asesinar a Ghantt en México. Y alguien le robó a su vez parte del dinero que tenía guardado en un depósito. El FBI y la policía mexicana le pusieron fin a las vacaciones de Ghantt el 1 de marzo del 98. Al día siguiente cayeron Campbell, Chambers y otras 21 personas. En el viaje de vuelta a los Estados Unidos junto a agentes del FBI, Ghantt admitió todo.

Loomis Fargo: el golpe millonario que dio la banda más absurda e inútil

Robo a Loomis Fargo. Kelly Campbell, la instigadora, al ser detenida.

Uno de los agentes le preguntó por su relación con Kelly Campbell, la chispa que había iniciado el disparate. Ghantt confesó: “No lo van a poder creer, pero hubo sólo un beso”.

“Bueno, parece que fue un beso muy caro, ¿no?”, fue la respuesta del efectivo.

Todos terminaron presos. Y el 90 por ciento del dinero robado fue recuperado.

La película sobre el caso se estrenó en Argentina el año pasado con el título Locos de mentes. Además de Galifianakis, aparecían Owen Wilson y Kristen Wiig. Tampoco tuvo demasiado éxito.




Cumpleaños:

Wadi Madcur

Empresario

Fallecido:

Modesta Lidia Flores De Miranda

El sepelio se realizará hoy, a las 9:00 horas, en el cementerio ...
• Noticias breves

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner