ALGO DE ALGUIENSeptiembre 29, 2017

Dolor y vergüenza

Por Gustavo Ruckscholss
Imagen anterior Imagen siguiente
Memorial a Raúl Tellechea, obra de Hugo Vinzio, ubicado en la Asociación Mutual del Personal de la UNSJ

Nada nuevo, más de lo mismo, siempre igual. Peor no se puede.

Papeles de aquí para allá, cambio de caras o lugares, y el mismo resultado.

Cuando no hay, no hay. Cuando no se quiere, no se quiere. Cuando no hay ganas ni se quiere resolver algo, todo sigue igual.

En otro aniversario de la desaparición de mi amigo Raúl Tellechea, seguimos en la inentendible mezcla de ineficiencia, corrupción y falta de ganas de concretar resultados. Se le ponga el nombre que se le ponga o en el lugar que lo pongan.

Me indigna cualquier injusticia, en cualquier lado, pero esta, me duele. ¿Qué madre, qué hijo, qué amigo soporta trece años de tinieblas y desvergüenzas?

Si alguna vez se corre el telón y aparece luz ¿quién les saca los años de dolor? ¿qué se reparará?.

Un castigo tarde y malnacido solo sirve para mayor indignación.

Es inconcebible que alguien no haya dado siquiera una limosna de justicia.




Cumpleaños:

María Mercedes Noguera

Comunicadora Social
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios