POLITICANoviembre 24, 2017

Hay que irse a vivir a Buenos Aires

Por Juan Carlos Bataller Plana
Imagen anterior Imagen siguiente
La gobernadora María Eugenia Vidal quiere más dinero para obras estructurales en lugares carenciados y todas las provincias la financiarán.

Podrán decir que no fue mala la negociación. Incluso los medios de Buenos Aires disfrazan la situación como que no hubo ganadores ni perdedores y que habrá un efecto neutro entre lo que dejarán de percibir las provincias y lo que van a obtener por otras vías. Lo cierto es que el acuerdo firmado entre el presidente y los gobernadores fue un tremendo saqueo a las provincias para desviar dinero a la provincia de Buenos Aires.


San Juan va a ver resentida sus finanzas. Además ya avisó el gobernador Sergio Uñac que la gran mayoría de las obras que se construirán el año próximo serán financiadas con fondos provinciales. Con lo que se verá un menor movimiento de dinero ya que el Estado termina siendo el gran impulsor en provincias como la nuestra.
El Estado sigue siendo el gran motor de la economía sanjuanina. Si bien un buen año de la vitivinicultura representa un reparto importante de dinero en mucha gente, los ingresos de los trabajadores de viñas son bajos y no impacta tanto hacia otros sectores. Y si las arcas provinciales se resienten o no aumentan al mismo ritmo que la inflación, por añadidura todos los sectores económicos van a sufrir ajustes en un 2018 que se viene complicado en lo económico.


Hay muchos ajustes que debe hacer la Nación y son necesarios. Una economía que subsidia más allá de sus posibilidades, crea situaciones ficticias con aumento de inflación y del déficit. Y no es fácil entrar en caja sectores que están acostumbrados a no hacer ajustes. El problema es que esos ajustes lo harán las provincias más chicas. Los grandes centros urbanos, y principalmente la provincia de Buenos Aires, tendrán grandes aumentos en sus presupuestos. Y es ahí donde empieza la historia del huevo y la gallina.
Es cierto que Buenos Aires recibe cada año a miles de habitantes del interior que van en búsqueda de una oportunidad laboral. Y muchos de ellos no la pasan bien. No es lo mismo quien se va con un trabajo bien remunerado a la Ciudad de Buenos Aires que quien se va sin nada, termina viviendo en una zona conflictiva y se pasa varias horas por día en el transporte público para llegar a su trabajo. Muchos de ellos volverían gustosos a sus provincias si tuviesen posibilidades laborales.
El problema es que con este escenario en donde más dinero público se destine a Buenos Aires, serán más los que vayan a buscar su futuro en la Capital...


Con la decisión del Gobierno Nacional de transferir fondos de las provincias principalmente para fortalecer el conurbano, sólo hará un efecto de mayor migración. Más gente irá en búsqueda de trabajo a la provincia gobernada por María Eugenia Vidal ya que las provincias deberán reducir sus gastos. En un país de fuerte matriz unitaria, profundizará la triste frase que “Dios está en todas partes pero atiende en Buenos Aires”.


Es cierto que en el conurbano hay una dejadez del Estado muy importante. Villas miserias, gran inseguridad, falta de servicios esenciales como son cloacas, poco asfalto y mucho barro, escuelas precarias, malos caminos, son el resultado de malas gestiones gubernamentales, mucha corrupción en todos los niveles y que la mayor parte del dinero público se destina a pagar salarios de un Estado sobredimensionado. El problema es que se quiere dar solución a eso sacando dinero a las provincias.


No sólo se verá ese ajuste en menores giros de coparticipación, principalmente se verá en las obras nacionales. Más allá de las dudas que quedan respecto a las obras públicas que manejaba Julio De Vido, lo cierto es que se hicieron. Ahora San Juan deberá manejarse con su propio presupuesto en la construcción de la cárcel, la ciudad judicial, la ciudad deportiva, el nuevo Parque de Mayo, las viviendas... Todo se deberá hacer con fondos propios,


A San Juan lo salva tener un Estado con cuentas ordenadas y sin grandes deudas. El problema es que los sanjuaninos en general nos vamos a empobrecer con un Estado más chico.
Sólo queda la opción de la minería en el mediano plazo como herramienta de crecimiento.
Por parte de Macri hay un apoyo total de la actividad. Lo demostró bajando las retenciones a principios de 2016 y ahora propiciando modificaciones en la Ley de Glaciares.
El problema es que se necesita el apoyo del Congreso para cambiar la ley y Lilita Carrió tomó el tema como bandera exigiendo que no haya cambios. Lo que debe saber la diputada nacional es que sin minería, deberá hacer lugar en su departamento de calle Santa Fe para recibir a muchos sanjuaninos que se irán a vivir a Buenos Aires...




› Encuesta

Cumpleaños:

Susana Tarabay De Gil

Propietaria del vivero “Regalería Verde”
• Noticias breves

Comenzaron las inscripciones para ingresar a la Armada

La Delegación Naval de la Armada Argentina en San Juan vuelve a abrir las inscripciones para ser parte de esta entidad. Las inscripciones son hasta el 15 de junio del 2018. Además, la Armada Argentina busca ingenieros y médicos para que se sumen a la armada. Los interesados deben acercarse a la oficina de la delegación ubicada en Alem 487 sur o al teléfono 4223744. Estos son los requisitos: Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) Tener no más de 24 años Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibliografía, etc. Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. Educación paga: Alojamiento Vestuario Inscripción Material de estudio Cobertura médica gratuita Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualmente 9.500 pesos). Formación. Sustentada en valores, posibilidades de superación personal y profesional. Estabilidad laboral.

Vuelve la Fábrica de Trovadores a recorrer la provincia

El Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Turismo y Cultura comienza la temporada de gira del taller Fábrica de Trovadores. La propuesta se realiza en coordinación con los municipios.