TEMAS DE LA JUSTICIADiciembre 1, 2017

Los tiempos de la Justicia, de la Política y de la Gente

Por Eduardo Quattropani
Imagen anterior Imagen siguiente

v Por lo general –lo digo desde la experiencia recogida como presidente del Consejo que agrupa a la totalidad de los fiscales y procuradores generales del país- los tiempos de los Poderes Judiciales no se corresponden con los tiempos (necesidades) de la política y de la gente.

v Que así, en la Justicia se suele hablar de la producción de un cambio de sistema para dentro de 4 años, o de la implementación de tal adelanto para más adelante, pues todo está en estudio, todo encuentra un motivo para convertirse en una mera expresión de deseos.

v Por el contrario, el Poder Político –nuestros gobernantes- que tienen un mandato limitado desde lo temporal -4 años- y aún más limitado desde lo político –elecciones de medio término como, posible, rendición de cuentas de sus gestiones- requieren y necesitan de una mayor velocidad en la toma de decisiones y en la instrumentación de éstas.

v Cuando se mide el factor tiempo respecto a la gente, a los ciudadanos, la escasez es mucho mayor, pues las demoras, el retardo, la postergación, se miden en padecimientos y agravios, en sufrimiento y en falta de respuestas que condicionan gravemente su calidad de vida.

v Queda claro la idea, la lucha, la misión debe estar dada en compatibilizar los tiempos, las necesidades, comprendiendo que el parámetro debe ser –primeramente- el de la gente, el del servicio, el de la sociedad que abona los salarios con sus impuestos.

v Es que los Poderes Judiciales, lo hemos dicho ya demasiadas veces, deben entender que se ha acabado la visión que los presentaban como impenetrables al control ciudadano y político, que los perfilaban como un reservorio de privilegios medievales; ello, pues, son Poderes de la República y, para más, el único sin representación popular.




› Encuesta

Cumpleaños:

Ernesto Laspidus

Ingeniero
Vulnerability Scanner