IMAGENESDiciembre 1, 2017

La hazaña desde el punto de vista de un niño

Por Eduardo Peñafort
Imagen anterior Imagen siguiente
El monumento se encuentra ubicado en la intersección de las calles España y República del Líbano, Rawson

El lunes 27 de noviembre fue inaugurado en un predio ubicado en República del Líbano y España, departamento Rawson, una conmemoración del Cruce de Los Andes realizado por el pueblo argentino en armas, bajo la conducción del General José de San Martín para lograr la libertad de la Capitanía General de Chile del poder del Imperio Español. El diseño y ejecución de la obra es de la autoría del Maestro Mario Pérez, el artista sanjuanino actualmente con mayor reconocimiento internacional en el mundo del arte, oriundo del Barrio Capitán Lazo del departamento Rawson – paraje que aparece una y otra vez en su pintura -.

El remoto antecedente del género artístico “monumento” se encuentra en la práctica de la especie humana, que desde tiempos inmemoriales, ha instalado volúmenes materiales que recuerdan los hechos destacados de la comunidad. A lo largo de su profuso desarrollo se han diversificado en tiempos y culturas. En nuestra historia local, los primeros fueron las grandes estatuas instaladas desde fines de 1800 en las plazas – Fray Justo Santa María de Oro, Domingo Faustino Sarmiento, Antonino Aberastain, Salvador María del Carril -. Posteriormente se pasó al formato busto, a partir de 1950 se inició el ciclo de la estatuaria del Maestro Miguel Angel Sugo, proseguido por las esculturas realizadas en un lenguaje distinto como el Monumento al Deporte y la Conmemoración de la Columna Cabot.

Los cambios estilísticos no son fáciles de asimilar por la comunidad, que tiende a identificar formas y modalidades expresivas como monumentos, pero claro está que las búsquedas artísticas se caracterizan por su capacidad de innovar y proponer nuevas miradas sobre los hechos.

En el caso del Monumento al Cruce de Los Andes recientemente inaugurado, corresponde tener en cuenta el lenguaje artístico característico de su autor: juego de las dimensiones desde el punto de vista del espectador, recuperación de la imaginería infantil, utilización de motivos de fácil reconocimiento. Para una correcta comprensión corresponde tener en cuenta la intención de Mario Pérez. En un reportaje reciente, sintetizó su propósito en los siguientes términos: …resaltó que se basó en las figuras que tienen los niños de lo que significan las montañas y la nieve. "Es en forma de triángulo porque así lo perciben los niños y la piedra es blanca por el color de la nieve".

Esta recuperación de la mirada infantil se relaciona con la capacidad de asombro y admiración que los niños poseen, generando sentimientos indelebles para toda la vida. De este modo, la hazaña exaltada por la altura de la montaña, la prolijidad de las siluetas – trabajadas con mucho cuidado en los detalles – refleja la forma en que se vivencia la mirada desde la distancia y la grandiosidad del paisaje. Resulta desde todo punto de vista muy adecuada la composición con un gran mural de un paisaje acuático – que para los niños es marino -, en el que el artista lega uno de sus inolvidables trabajos sobre el azul.

El mural no sólo ha sido creado a la manera que un niño puede imaginar un paisaje del mar chileno desde este lado de la montaña, sino también ilustra la prolongación de la hazaña de liberar Perú, previo desafío al Océano Pacífico.

Dado que no ha recurrido a las formas convencionales de monumento, seguramente a muchos les provocará extrañeza, inclusive el humor popular seguramente ya lo habrá caracterizado, pero los monumentos tienen estos avatares. La ola de críticas que despertó el Obelisco en Buenos Aires, no podría vislumbrar como con el tiempo, terminó por ser considerado el símbolo más representativo de la CABA. Es que los monumentos crean un paisaje – sin duda ha variado totalmente el entorno donde el Cruce de Los Andes ha sido entronizado -, se convierte en punto de reunión, de celebración y, con el tiempo, de veneración. Se trata de una materialización de la conciencia histórica en los sucesivos lenguajes que nos permiten vivir el pasado.




Cumpleaños:

Néstor Adrián Campillay

Poeta
• Noticias breves

Convocan a jóvenes sanjuaninos a unirse a la Armada Argentina

Están abiertas las inscripciones para la Escuela de Suboficiales (dura 2 años y cierra la inscripción el 6 de octubre) y Escuela Naval Militar de la Armada Argentina (dura 5 años y cierra la inscripción el 10 de noviembre). Los requisitos son: -Aprobar exámenes médicos, de perfil laboral, físicos y de aptitud militar. -No tener más de 24 años -Secundario completo (se pueden inscribir cursando el último año) -Exámenes académicos en San Juan en octubre o diciembre. Ingreso en febrero de 2018. Se facilitan programas, bibligrafía, etc. Cabe destacar que la inscripción, alojamiento, vestuario, material de estudio y cobertura médica gratuita. Percibe una remuneración mensual mientras estudia equivalente al salario mínimo vital y móvil (actualemnte 8.060 pesos). Aquellos que quieran averiguar más datos personalmente a Alem 487 Sur, de 8 a 14 o por teléfono 4223744 o por mail a ingresosanjuan@ara.mil.ar

Vulnerability Scanner