POLITICADiciembre 22, 2017

El equilibrista

Por Juan Carlos Bataller Plana
Imagen anterior Imagen siguiente
Sergio Uñac busca un punto intermedio en su relación con la Nación, ni tan cerca como para quemarse ni tan lejos como para congelarse

No son tiempos fáciles para ser gobernador peronista. En un país donde hay que hacer grandes ajustes, con un Gobierno Nacional que decidió reforzar financieramente a la provincia de Buenos Aires y ese dinero sale de los bolsillos de alguien -llámese provincias o jubilados- los gobernadores peronistas deben decidir cuán lejos o cerca se encuentran del presidente Mauricio Macri. Si se acercan demasiado, les puede pasar lo que les sucedió en las elecciones parlamentarias de este año, perdieron en sus provincias. Si se alejan de más, verán las arcas provinciales más vacías.


En ese escenario, Sergio Uñac debe hacer equilibrio todo el tiempo. Debe escuchar los pedidos nacionales respecto a la actitud de sus legisladores y debe plantarse frente a los avances de Cambiemos que atentan sobre la base principal del Movimiento Justicialista. En la entrevista que le realizó el domingo pasado Jorge Fontevecchia en Perfil -le dedicaron seis páginas- Uñac dio muestras de su posición, diferente a la de otros gobernadores pero también distante del kirchnerismo.


Una de las primeras preguntas fue respecto a su relación con José Luis Gioja y Uñac marcó diferencias dentro de una relación afectuosa:
—Mi relación es buena. El es el presidente del PJ nacional y yo presidente del PJ provincial. Mi partido tiene distintos matices, opiniones, percepciones sobre los hechos de la realidad, pero mi relación con Gioja es muy correcta. Trabajamos mucho políticamente, obvio que yo dentro de su proyecto político. Ahora a mí me toca encabezarlo.

Se refirió a las diferencias con su antecesor porque Uñac viene de un municipio y Gioja comenzó su carrera política como legislador y dijo que hay cuestiones generacionales que hacen que tengan visiones diferentes.
Incluso afirmó que es correcto que Gioja sea más crítico con el presidente porque lo hace desde su cargo como presidente del PJ y no como gobernador de San Juan.
No es fácil referirse a Macri. Ni tan cerca ni tan lejos:
-Tengo diferencias políticas con el Presidente porque no pertenezco al mismo partido. Pero desde lo institucional, en un país federal donde las provincias deben tener un trato de igualdad de parte del Gobierno, y como gobernador de San Juan, intento ser respetuoso con quien conduce el país. Hay distintas posiciones entre los propios gobernadores, hay gobernadores más críticos, otros más equilibrados. Lo que sí mantengo, es el respeto institucional, más allá de las diferencias políticas.

La política argentina se entiende como Kirchnerismo contra Cambiemos, sin puntos en contacto, sin posibilidades de conciliar posiciones. En San Juan casi no hay kirchnerismo. José Luis Gioja se ocupó que en la provincia hubiese peronismo y no kirchnerismo e incluso ya como intendente, Sergio Uñac era crítico de los K.
No teniendo que defender lo que hoy puede ser una mochila como es el Gobierno Nacional anterior, con sus funcionarios procesados y varios detenidos, Uñac decidió despegarse de lo que hace el gobernador salteño. A Juan Manuel Urtubey hoy se lo reconoce más como un gobernador afín a Macri que como un gobernador peronista. Esto le puede traer beneficios para su provincia, seguramente consiguió alguna obra más, pero no obtuvo resultados electorales. Los mismos que lo votaron en dos oportunidades para gobernar Salta, le dieron la espalda en las eleciones pasadas.


Para Uñac, el objetivo nacional no es el 2019. Sabe que si fuese candidato, sería dentro de estructuras prestadas, condicionado y sin los conocimientos nacionales necesarios para presidir un país. Además, hay un gran porcentaje de argentinos que no lo conoce, más allá que en dos años logró posicionarse como uno de los pocos dirigentes peronistas que pueden encarar un recambio generacional.
Mientras tanto, Macri exige a los gobernadores peronistas que le den los votos para poder obtener leyes que necesita. Lo hace por dos motivos, porque no alcanza con sus propios legisladores pero principalmente para que en las leyes más conflictivas, que más rechazo social producen, estén todos comprometidos.
Urtubey no podrá endilgarle a Macri que le sacó plata a los jubilados, él mandó a sus legisladores a apoyar a la Nación.
Uñac se despegó de la ley previsional pero le traerá consecuencias. Argentina sigue siendo un país en donde se presiona para conseguir cosas, no hay lugar para permitir disensos.
En ese clima, Uñac le dijo que no a Macri con la reforma previsional y lo apoyó en la reforma tributaria, buscando el equilibrio...


La mayor cantidad de las obras públicas que se realizan en San Juan hoy se hacen con plata de la Provincia. Llega poco más que lo que corresponde por coparticipación pero lo mismo sigue siendo importante tener respaldo nacional. Por el Túnel de Agua Negra y porque hay políticas nacionales que son necesarias para que inviertan los proyectos mineros. Pelearse con la Nación sería como gobernador una locura, estar muy cerca sería para un peronista un suicidio político...




Cumpleaños:

Daniel Gustavo Solar

Periodista
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios