IMAGENFebrero 9, 2018

Premios del Primer Salón Cordillerano en el Teatro del Bicentenario

Por Eduardo Peñafort
Imagen anterior Imagen siguiente
Con esta obra perteneciente a la serie “Algún Mapa Cosmológico”, la artista mendocina Vivian Levinson fue galardonada con el Primer Premio del Salón Cordillerano entre 260 participantes.

En el año 2017 se convocó y realizó por iniciativa del Ministerio de Turismo y Cultura de la Provincia en asociación con “Espacio Vid, Montaña y Arte”, la Primera Edición del Salón Cordillerano – concurso nacional de artes visuales -. Participaron expresiones en formato bidimensional – pintura, dibujo, grabado, collage o técnica mixta. Actualmente, las veinte obras premiadas están expuestas en el Foyer del Teatro del Bicentenario.

Levinson, creadora mendocina que obtuvo el Primer Premio, declaró que la distinción significa la valoración y legitimación de su producción, situación que estimula la continuidad de la actividad. El monto de los premios adquisición diseña el perfil de los posibles participantes que cotizan sus trabajos dentro de la franja establecida o cuyo interés profesional es la difusión de sus mensajes.

Las primeras cinco premiaciones – con carácter de adquisición – fueron obtenidas por: Vivian Levinson (primer premio “Algún mapa cosmológico”), Matías Ruarte (segundo premio “Negative Drink”, Miguel Angel Soria (tercer premio “Lagar”), Mauricio Dávila (“Oeste majestuoso”) y Jimena Losada (sin título). También fueron seleccionadas las producciones de Pablo Tejada, Alfredo Dufour, Daniel Bernal, Humberto Costa, Juan Paulo Aballay Nogueira, Osvaldo Uliarte, Sofía Pereira, Susana Campanello, Marcos Díaz Rossi, María Hebilla Bragagnolo, María Elisabeth Cantini y Romina Ramos.

De la visita a la muestra, se infiere que el objetivo propuesto se ha cumplido ampliamente: “…impulso a la producción artística local; fomentando y estimulando la producción en el arte y la difusión de obra de artistas visuales”. El conjunto da cuenta del amplio criterio del jurado para admitir expresiones de diverso cuño, engarzadas en distintas tradiciones. Se observa la fuerte impronta de la práctica contemporánea de la pintura mural – tipo urbano – y la distancia con perspectivas conceptuales. Por otra parte, también cabe señalar la inclusión de obras muy orientadas al diseño, la presencia de la Escuela Mendocina de pintura (forjada a lo largo de la segunda mitad del siglo XX) y la emergencia del recambio generacional de maestros en el Departamento de Artes Visuales de la Universidad Nacional de San Juan.

Un premio que sorprende y gratifica, es el obtenido por Mauricio Dávila. El artista forma parte de una familia estrechamente relacionada con diversas manifestaciones del arte sanjuanino y posee una larga trayectoria en continuidad con la línea del paisajismo provincial. Su trabajo se ha cumplido en un amplio espectro, puesto que ha transitado tanto en los circuitos consagratorios, las agrupaciones de artistas y las ferias de artesanía. Más allá de su efectiva referencia a las mencionadas perspectivas paisajistas – se podría establecer parentescos con el dibujo de Julián Tornambé, la línea de Carlos Rago, las texturas de Segundo Huertas Aguiar, entre otros – siempre ha desarrollado un lenguaje propio. El mismo se caracteriza temáticamente por la ausencia de datos regionalistas en sentido estricto (no aparece el pintoresquismo local que aportan las viviendas o los personajes), hecho que pone en primer plano al diálogo profundo con la naturaleza – en particular del área precordillerana -.

La elusión de la figura humana, paradojalmente, deja entrever la condición existencial de silencio y soledad.

Una buena iniciativa, un panorama que invita a ser recorrido y la esperanza que posea continuidad en el tiempo.




Cumpleaños:

Wadi Madcur

Empresario
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios