Gago estará sin jugar por tiempo indeterminado

El informa habla de un "desprendimiento de adherencias de la zona dadora del injerto" y no pone fecha de regresos a las canchas

Imagen anterior Imagen siguiente

De la alegría a la amargura absoluta. Cuando parecía que Fernando Gagoagilizaba el proceso de recuperación en su rodilla derecha tras la rotura ligamentaria sufrida en octubre del año pasado, un pinchazo lo sacó de un entrenamiento y lo dejará sin actividad por tiempo indeterminado.

Si bien se informó de manera extraoficial cuál era el diagnóstico, en las últimas horas se conoció cuál es el parte oficial que emitió el médico del plantel Jorge Batista.

El informe advierte que el futbolista de 31 años sufrió durante el entrenamiento "un dolor agudo en hueco poplíteo derecho (cara posterior de rodilla)" y por intermedio de una resonancia magnética confirmaron lo ocurrido: "Se constató el desprendimiento de adherencias de la zona dadora del injerto".

Gago durante el entrenamiento de ayer, en el que se resintió de la lesión (Boca oficial)
Gago durante el entrenamiento de ayer, en el que se resintió de la lesión (Boca oficial)

Por la mañana, el médico se reunió con el mediocampista y definieron los pasos a seguir, según informaron en ESPN. Se dará marcha atrás con el alta médica y la inactividad será por tiempo indeterminado. "Suspende transitoriamente la actividad en campo hasta que la sintomatología permita retomar con los trabajos establecidos", advierte el parte.

A priori, se habla de un proceso de recuperación de tres meses y eso no implica un seguro retorno a los campos de juego ya que dependerá del estado de la zona en ese momento.

Gago se ausentará del partido contra River por la Supercopa Argentina que se desarrollará la próxima semana en Mendoza y se queda, definitivamente, afuera del Mundial de Rusia 2018.




Cumpleaños:

Alfredo Zimmermann

Comerciante
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios