OPERATIVO REJAS BLANCASMarzo 8, 2018

Policía Federal desbarató una narco organización que dirigía un preso desde el Penal

El cabecilla de la organización narco criminal operaba desde la cárcel. Se realizaron 9 allanamientos donde se secuestraron, entre otras cosas, 60.000 pesos, armas y drogas. Hay cinco detenidos. El cabecilla es Víctor "Chato" Camargo, el que está en prisón desde hace meses y desde su celda dirgía la banda.

Imagen anterior Imagen siguiente
operativo rejas blancas
En la noche de este jueves Policía Federal, allanó y detuvo una banda de narcos cuyo líder esta detenido desde hace meses en Penal de Chimbas.

Victor "Chato" Camargo estaba detenido en el Servicio Penitenciario Provincial, desde agosto pasado, sin embargo su actividad delictiva no se vió alterada por la prisión. Por el contrario Camargo lideraba, desde su celda una organización narco criminal que operaba en la provincia. Agentes federales de la Delegación San Juan desarticularon esa organización dedicada al acopio, distribución y comercialización de estupefacientes, cuyo líder operaba la misma desde el penal de Chimbas.

El Juzgado Federal N° 2 de San Juan, a cargo del Dr. Rago Gallo, ordenó el allanamiento de 9 domicilios, entre los que se encontraban bunkers y quioscos, destinados a la venta de droga al menudeo, donde se secuestraron más de 2 kilos de cocaína, 17 semillas de cannabis sativa, 1 pistola calibre 22mm., 2 vehículos, 17 celulares, 4 balanzas digitales, 1 tubo para fraccionar cocaína, 60.000 pesos en efectivo producto de la venta de los estupefacientes y demás elementos para la causa.

Los 5 detenidos, todos argentinos de 22, 25, 28, 44 y 50 años de edad, quedaron a disposición del juzgado interventor. A raíz de las tareas de campo desarrolladas por los efectivos federales, se pudo determinar que dicha banda se formó como una ramificación de la organización desbaratada en el año 2017 durante la “Operación V.I.P”, donde se secuestraron 100 kilos de marihuana y se detuvieron a 35 personas.

El modus operandi de la misma, consistía en que el líder junto a otras personas detenidas en el mismo pabellón realizaban los arreglos para contratar a una persona de confianza que hacía de mula y retiraba las sustancias prohibidas desde la provincia de Mendoza para luego regresar a San Juan. Una vez allí, los estupefacientes eran entregados al encargado de su fraccionamiento, distribución entre los distintos dealers, como así también de la recaudación del dinero y su administración.




Cumpleaños:

María Mercedes Noguera

Comunicadora Social
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios