ALGO DE ALGUIENMarzo 19, 2018

Pregunto yo

Por Gustavo Ruckscholss
Imagen anterior Imagen siguiente
Dibujo Miguel Camporro

Preguntar es querer saber algo. A veces sirve para crecer, aprender y otras no. La pregunta puede ser tan ingenua como perversa. Depende de la intención de quién la pregunta pero también de quien contesta. Cada pregunta puede tener, a veces, una sola respuesta y otras, un montón. Desde las primeras que hacen los niños chicos, cuando tienen la edad de curiosear. Entonces preguntan por la teoría de la relatividad, por la vida o la muerte y otros temitas sencillitos que, casi nunca, sabemos cómo contestar.

Existen profesionales en el tema y en muchas facetas de la vida. Está el oficial de justicia que pregunta con cara de malo; la maestra que pregunta esperanzada; el cura que quiere saber si el fiel es un santo o se equivocó o un terrorista....que también se equivocó; son infalibles para sacar verdad de mentira; tienen la ventaja de aceptar revancha porque casi siempre el creyente lleva más preguntas que respuestas. Aquel profesor adusto que en la facu siempre pregunta lo que no sabemos. Entre las más peligrosas preguntadoras que puedan existir están las suegras. Además de la inquisición, ellas también procesan la interpretación y tienen las respuestas, conclusiones y suposiciones que el caso amerite.

Entre los preguntadores profesionales están los vecinos del barrio, el cartero, el peluquero y el dentista. Pero, por lejos las más peligrosas preguntas provienen de esposas, novias, amantes, "amigas" y cuanta mujer te quiere en su redil. Como herederas de las antes-mencionadas suegras, preguntan e interpretan a su gusto. Son especialistas en imaginar, distorsionar y juzgar todas y cada una de las respuestas que les demos. Podés demostrar cualquier cosa de cualquier tema, que ellas lo interpretarán a su gusto e interés. Entendamos, ¡no hay escapatoria! No se ilusione, solo Lucifer tiene más habilidades que una mujer con intenciones, las que sean.

Solo en las ciencias exactas existen respuestas exactas. En el mundo normal de las personas comunes, a cualquier pregunta le puede corresponder un universo de respuestas, tal como hay un universo de mentes, intenciones o sentimientos.

Para que no piensen que no los tengo en cuenta, a los políticos los mencionaré solamente. Son esos seres que para cualquier pregunta tienen "sus" respuestas. Son respuestas políticas, es decir, que casi nunca responden nada o a lo sumo, lo que a ellos les conviene. Más bien, son seres que forman parte del escapismo, que tan bien ejercen.

Siempre, en esta vida es más fácil preguntar que responder.

Como verán, sobre tema tan apasionante, no tengo respuesta.




Cumpleaños:

Gustavo Enrique Fariña

Especialista en Seguridad
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios

Vuelve la Fábrica de Trovadores a recorrer la provincia

El Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Turismo y Cultura comienza la temporada de gira del taller Fábrica de Trovadores. La propuesta se realiza en coordinación con los municipios.