POLITICAMarzo 29, 2018

No alcanza con nuevas leyes si siguen las mañas

Por Juan Carlos Bataller Plana
Imagen anterior Imagen siguiente
En las legislaturas de todo el país se buscó equiparar la cantidad de hombres y mujeres en las listas de candidatos

En la Carta Orgánica de Caucete, establecieron que al juez de Faltas se lo elegiría por el Concejo Deliberante tras una terna propuesta por un Consejo de
la Magistratura. Toda una evolución para garantizar que el elegido sea quien más capacidad tenga para el cargo. Tras un proceso de selección muy serio, muy estudiado, el elegido fue... el candidato de Emilio Mendoza. Lo que se demuestra es que no alcanza con cambiar sistemas si se sigue con las mañas viejas.

En las próximas elecciones, las listas de legisladores nacionales deberán ser conformadas en un 50% por mujeres en lugares expectantes. En San Juan no cambiará mucho ya que se eligen tres diputados nacionales y se cumplirá con el cupo si una mujer va en segundo lugar y primera suplente.

Más allá de esto, el tema de fondo es otro, y que no lo plantean. Si se aumentan los cupos femeninos pero no se cambian las formas de acceso de las mujeres a los cargos y a hacer política, no lograrán mayor participación femenina. Eso sí, las mujeres que ya se dedican a la política tendrán muchas más chances de ser elegidas. Si se quiere aumentar la participación de la mujer en la política, más importante que dar más cupos es cambiar la política. Los partidos siguen manejándose con mentalidad machista.

Si bien es cierto que hay mujeres que ocupan los roles más importantes de la política argentina, hay un vacío muy grande en todos los mandos medios.
¿Qué interés tienen de abrir los partidos políticos quienes ya están adentro?

Es como pedirle a los sindicalistas que apoyen medidas para democratizar los sindicatos. En los discursos la mayoría dirá que está bien pero harán lo posible para que nada cambie. Hay que ver qué pasa con el proyecto presentado por el legislador nacional Fernando Iglesias. Si bien hace méritos para que sus
pares no lo soporten, es sin dudas una de las espadas más afiladas del oficialismo en el Congreso. El diputado de Capital Federal presentará un proyecto que según él lo define, permitirá "democratizar" los sindicatos para que "representen los intereses del trabajador".

¿Qué propone?
Que en los sindicatos haya la posibilidad de una sóla elección. Que sea la Justicia Electoral Nacional quien supervise los comicios sindicales. Que los sindicalistas sean considerados personas políticamente expuestas, para que tengan que "presentar su declaración jurada". Además buscará que se apruebe
en la ley que los líderes gremiales no puedan ser empresarios, que elijan entre representar a los trabajadores o tener sus propios emprendimientos. Y un tema clave que hará mucho ruido si se aprueba, busca que las obras sociales no puedan ser administradas por el propio sindicato ya que considera que esos fondos de trabajadores requieren de medidas de transparencia.

El gobierno de Macri sabe que el humor social pide depurar los sindicatos y es lo que intentará hacer . Hay que ver si pueden imponer el número necesario en el Congreso... Más allá de los intereses políticos que puedan tener en Cambiemos respecto al rédito del enfrentamiento, lo cierto es que es necesario cambiar los gremios. Y ahora es cuando están más débiles tras las denuncias que tienen en jaque a pesos pesados del sindicalismo.

Las herramientas legislativas ayudan a conseguir cambios de fondo pero también debe haber consensos de querer cambiar... Si siguen las mañas, será más complicado pero nada cambiará.




Cumpleaños:

Roberto Basualdo

Senador Nacional y Empresario
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios