En sus laboratorios públicosAbril 13, 2018

Santa Fe producirá la droga para un aborto seguro

Mientras avanza el debate para que las mujeres puedan acceder a un aborto legal, seguro y gratuito, el gobierno de Miguel Lifschitz producirá misoprostol para dejar de comprarlo al único laboratorio privado que lo vende a un precio exorbitante.

Imagen anterior Imagen siguiente
Santa Fe producirá misoprostol, la droga para un aborto seguro, en sus laboratorios públicos

El gobierno de la provincia de Santa Fe anunció este viernes que producirá la droga misoprostol, indicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para practicar abortos seguros.

Santa Fe brinda esta droga desde 2012 de forma gratuita para la práctica de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en sus centros de salud públicos de acuerdo a la ley argentina, pero debe adquirirla a un laboratorio privado.

"Estamos muy avanzados en la gestión para producir misoprostol a través de los dos laboratorios públicos de la provincia y estimamos que pronto va a estar a disposición de la población", aseguró el director del área de Salud Sexual de Santa Fe, Oraldo Llanos.

"La iniciativa brindará a las mujeres mayor accesibilidad a la salud porque este tipo de insumos son fundamentales para completar otras políticas de salud públicas", enfatizó.

El misoprostol es recomendado por la OMS en su "Manual de Práctica Clínica para un Aborto" para realizar abortos seguros y lo considera un medicamento fundamental para garantizar la salud reproductiva de las mujeres.

En ese sentido, Llanos consideró que "la droga brinda un aporte inestimado para la salud en general ya que se usa no solo para la interrupción del embarazo, sino también, para aborto espontáneo, muerte intrauterina y preparación del cuello uterino en distintos procedimientos".




Cumpleaños:

Daniel Gustavo Solar

Periodista
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios