ALGO DE ALGUIENAbril 30, 2018

Sigue presente

Por Gustavo Ruckscholss
Imagen anterior Imagen siguiente
Dibujo Miguel Camporro

Como he comentado varias veces, tuve una abuela fantástica. No solo porque tenía la palabra justa, como vieja sabia, sino, porque toda ella estaba impregnada de fantasía. Por eso, lo de fantástico le cabe perfecto. Tenía un gran mueble de madera, antiguo y trabajado con labradas flores de Liz y otros dibujos, tallados con mucha delicadeza y perfección. Allí cobijaba casi todo su particular mundo. Con su cama y su mesita de luz completaba su mobiliario. Aquel era su universo particular, enorme y variado; desde lo más simple y elemental hasta sus maravillosos mundos de cuentos y anécdotas. Siempre tenía algo que decir sobre cualquier tema que se tocara. Además, se esmeraba en dejar siempre algún cabo por atar; así conseguía que le prestáramos atención y quisiéramos averiguar al máximo. Entre esas intrigas pendientes, tenía una frase que nunca supimos a qué se refería. Decía que algún día el aire traería su perfume. Tenía una relación muy particular con la temperatura. Ella decía que con el frio todo se frena, la vida transcurre más lentamente y el ánimo tiende a bajar; que la nostalgia va llenando esos tiempos vacíos que el frio nos trae. En cambio el calor era vitalidad, movimiento, acción. Así interpretaba el clima tanto interior como exterior. En aquel mueble insólito tenía un raro termómetro con el que sabía la calentura del ambiente. Varias veces al día se paraba muy seria frente al termómetro y parecía que hablaba con él. Luego de un rato, nos contaba su parecer y sus relaciones con los aconteceres cotidianos.

Siempre nos aconsejaba bien y nos entretenía con sus comentarios y conocimientos. Si no fuera porque fue mi abuela, pensaría que era más que humana.

Hace un tiempo, cuando asumimos que ya no estaba con nosotros, dispusimos aprovechar de otra manera la casa. Al trasladar aquel singular mueble, se cayó el enigmático termómetro. Obviamente, se rompió y de él comenzó a salir un perfume muy fuerte. En lugar del mercurio que todos conocemos contenía un líquido que al evaporarse impregnó todo con su olor. Nunca se fue del todo y, con el tiempo se suavizó hasta que terminó siendo agradable.

Después de tanto tiempo entendimos aquella frase que solía repetir: "...y el aire traerá su perfume".

Hasta cuando ya no estaba, nos acompañaba con su particular y enigmático modo de hacer que la fantasía se entrometiera en nuestra vida común.




Cumpleaños:

Gonzalo González Dibella

Ingeniero agrónomo

Fallecido:

Arturo Sohar Aubone

El sepelio se realizará hoy, a las 16:00 horas, en el cementerio...
• Noticias breves

La comercialización de animales de la fauna silvestre es delito

La Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable recomienda a la población evitar la adquisición de animales silvestres para tenencia doméstica. Inspectores de la Subsecretaría de Conservación y Áreas Protegidas realizan constantemente operativos de rutina. Según establece Ley Nº 606-L queda prohibido en el territorio provincial la caza de animales de la fauna silvestre, el hostigamiento, la destrucción de sus hábitats, refugios, nidos, huevos, etc., como así también, la apropiación, tenencia y transporte de los productos derivados de los mismos.

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios