ALGO DE ALGUIENJunio 22, 2018

Cacareando y sin plumas

Por Gustavo Ruckscholss
Imagen anterior Imagen siguiente
Dibujo Miguel Camporro

La historia cuenta que hace años, en un pueblo de Andalucía que se llamaría Morón, no se ponían de acuerdo en nada. Tanto que hasta en las elecciones se llegaron a crear dos cabildos; de los unos y de los otros. Vivían en perpetua pelea. Siempre que ganaba un bando, había palos para los otros. Nobles y plebeyos; rojos y blancos. Tanta fue la energía y el tiempo que les consumía, que no podían producir y los impuestos no llegaban a Sevilla. Quien, a su vez, elevó el problema a los superiores de Granada, que se declaró imposibilitada de conseguir la paz en el pueblo. Así las cosas, Madrid debió enviar un interventor para conseguir armonizar la gente.

Llegó con todas las ínfulas y ante la menor disputa, metía presos a los unos y a los otros. Acompañaba, a título de amenaza, cada apresamiento con la frase de "...en este gallinero, el único gallo que canta, soy yo". Tanto hizo para ganarse la bronca del pueblo que, blancos y rojos unidos, se sublevaron y lo acorralaron, le sacaron sus símbolos de poder y lo dejaron desnudo atado en la plaza del pueblo y, en las calles se cantaba "... no te vayas a quedar cacareando y sin plumas, como el gallo de Morón". Los enviados de la corona investigaron qué había pasado, pero todos unidos dijeron que no sabían nada sobre el episodio. Así, al fin, se había conseguido la unión de todos, gracias al entrometido. Hasta el día de hoy existe en la plaza una estatua con un gallo que recuerda aquella epopeya de reunificación. Pasó a la historia, simpática, como ejemplo de que ante lo importante que esté sobre las partes, se deben unir para superarla. El Martín Fierro dice lo mismo "...seamos unidos para que no nos devoren los de afuera", y todas las tradiciones del mundo lo recuerdan.

Lindo recordatorio de que más importante que Boca o River, peronistas o radicales, capital o trabajadores, judíos o cristianos, blancos o negros, es que seamos todos humanos, pacíficos, moderados y, por sobre todo, unidos. Sería lindo que lo tuviéramos presente en toda ocasión y nos sirviera cada vez que nos enojemos con otros....para no quedar cacareando y sin plumas.




Cumpleaños:

Dalmiro Garay Cueli

abogado.
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios

Vuelve la Fábrica de Trovadores a recorrer la provincia

El Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Turismo y Cultura comienza la temporada de gira del taller Fábrica de Trovadores. La propuesta se realiza en coordinación con los municipios.