ALGO DE ALGUIENJunio 29, 2018

Aprender

Por Gustavo Ruckscholss
Imagen anterior Imagen siguiente
Dibujo Miguel Camporro

Desde chiquitos, nuestros padres se esmeran en enseñarnos a hablar. Usan cuanto sistema existe a su alcance. Desde los consejos que dan los ayudacorazones de las revistas, hasta las viejas mañas que nos transmiten las comadres. Es muy importante mostrar que el nene ya dice palabras, siendo tan chiquito. El solo hecho de que se le caiga algo como TA, MA, PSHHHH, o un simple gritito, ya es interpretado como que la criatura va a ser políglota y, tal vez, embajador en las Naciones Unidas.

Luego, en la escuela le enseñan a vocalizar y a escribir muchas más palabras, ya con forma de tales. A medida que pasa el tiempo, la locución pasa por diversas etapas; desde las incoherencias que emiten los adolescentes, hasta las insolencias que, muy sueltos de cuerpo, dicen los viejos verdes. Pasando por la etapa de los sermones y consejos que los grandes tratan de que los menores oigan. Pero, a no ilusionarse; los chicos oyen, lo que se les antoja.

Entre las desviaciones del hablar, está el cantar, que es como el hablar pero al son de alguna música y que, a veces, es lindo. Se puede hacer también sin música, pero es menos lindo aún. También existen el orar, rezar y cosas parecidas, que son formas distintas de hablar con quién creemos superiores. Aquí no hablé de órdenes, que son maneras de hablar que tienen los militares y las esposas. Tampoco de implorar, que es la forma de hablar de los humildes, los necesitados y los maridos.

Como se ve, la historia del humano es una larga y constante escuela de aprender a hablar. Desde el primer chirlo cuando nacemos hasta el último examen de la facultad, es un camino de palabras; de hablar.

Ahora, ya con mis años, hace poco que estoy aprendiendo a callar. Mi maestro es mi hijo Gastón que, por naturaleza, es un genio del hablar lo menos posible. No hay día en que no lo vea de lo mucho que se salva por no hablar o hablar lo estrictamente lo necesario o conveniente. Mi abuelita diría que es un muchacho de acción y pocas palabras. Y es cierto. Cuánto ganaríamos todos, parlantes y oyentes, si aprendiéramos a dosificarnos. Hay refranes y dichos que valoran el bien callar pero, simplemente, diré que es fácil hablar pero que se tarda toda una vida en aprender a callar.




› Encuesta

Cumpleaños:

Jorge Alberto Rodrigo Moreno

Músico
• Noticias breves

Concierto solidario “Un juguete una sonrisa”

El sábado 29 de septiembre y desde las 21.30 en la Sala UPCN ubicada en Sarmiento 471, Sur se realiza el Concierto solidario “Un juguete una sonrisa”, el mismo es en beneficio de la Escuela Virginia Moreno de Parkes, ubicada en Carpintería. Participan Ensamble de Percusión de San Juan, Orquesta Escuela San Juan y Grupo percusión Valparaiso, de Chile. La entrada consiste en donar juguetes para la escuela mencionada.

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios

Vuelve la Fábrica de Trovadores a recorrer la provincia

El Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Turismo y Cultura comienza la temporada de gira del taller Fábrica de Trovadores. La propuesta se realiza en coordinación con los municipios.