Julio 16, 2018

Cuatro películas en Netflix para las vacaciones

Imagen anterior Imagen siguiente
Reunión secreta

TOMORROWLAND

En el año 2015, la cuarta película de Brad Bird se presentaba como una de las apuestas más fuertes de Disney. La fórmula parecía infalible: un estudio grande produciendo el nuevo film del director de Los increíbles y Ratatouille, y al frente una estrella del calibre de George Clooney . Pero sin embargo ( y como sucedió recientemente con Un viaje en el tiempo), la propuesta fue recibida de manera muy tibia. Pero el paso del tiempo, de a poco reivindicó a Tomorrowland como un largometraje incomprendido que merecía una revisión. Por ese motivo es que este es un film con el que vale la pena encontrarse, o reencontrarse, porque se trata de una historia atípica sobre una melancólica despedida a una utopía que no funcionó, y Clooney compone aquí a uno de los personajes más extraños de su carrera, con un tinte decididamente amargado y pesimista. Tomorrowland es un mutante incomprendido, y en muchos sentidos, incomprensible. Y su encanto reside justamente en eso: en ser una historia que constantemente toma el camino menos esperado, para presentar héroes y heroínas que se alejan de los estereotipos habituales de Disney, dentro de un oscuro relato que le ganó al paso del tiempo para ser redescubierto por una nueva camada de espectadores.

REUNIÓN SECRETA

La división entre ambas Coreas es para el cine surcoreano una fuente inagotable de thrillers. Desde Joint Security Area en adelante, el actual cine de ese país produjo una gran cantidad de largometrajes basados en dicho conflicto, yReunión secreta es una de las películas que mejor trabajó la constante fricción entre ambos países. El protagonista de la historia es Lee (Song Kang-ho, enorme actor surcoreano), un agente de inteligencia que no logra impedir el asesinato de un político a manos de un espía norcoreano. Como consecuencia de ese error, Lee es despedido y debe ganarse la vida trabajando como detective privado, hasta que el futuro lo vuelve a cruzar con ese espía que estropeó su carrera. Convencido que su enemigo no lo recuerda, Lee le propone una sociedad laboral que utilizara secretamente para capturar información del hombre que arruinó su vida profesional. Reunión secreta fue en el año de su estreno el segundo film más visto en Surcorea, y mucho de eso tuvo que ver no solo con su gran calidad, sino también con la original manera en la que este largometraje se acercó al conflicto de las dos Coreas, y cómo esos dos personajes representaron no solo la fricción entre ambas naciones, sino también la necesidad de entablar un diálogo e, incluso, establecer una amistad a la fuerza.

ATRAPADO EN LOS NOVENTA

Este largometraje se encolumna en ese rico subgénero que es el coming of age, o sea, relatos de jóvenes que atraviesan algún tipo de etapa de transición que los marcará y los llevará a dar los primeros pasos de su vida adulta. El director Rick Famuyiwa utiliza en esta película una anécdota que, justamente como toda anécdota, parte de un minúsculo accidente que se convierte en una bola de nieve de consecuencias impensadas. El protagonista es Malcolm (Shameik Moore), un nerd de escuela obsesionado por la cultura popular pasada de moda, los vinilos, los walkman y las zapatillas flúor. Esa cultura pop que murió con el paso del tiempo, es el refugio en el que Malcolm y sus amigos se atrincheran contra los maltratos escolares y la vida en un barrio marcado por la violencia. Y si bien todo es relativamente normal en la vida del protagonista, una confusión lo llevará a involucrarse en un peligroso negocio muy alejado de su sensibilidad geek. Dope, ese es su título original, fue una pequeña sorpresa en el festival Sundance 2015 y aunque nunca llegó a estrenarse comercialmente en Argentina, su llegada al catálogo de Netflix la convierte en una de esas películas que nadie debe dejar pasar.

LA LLAMADA

El año pasado la dupla creativa que cariñosamente los españoles comenzaron a llamarLos Javis (integrada por Javier Ambrossi y Javier Calvo), escribieron y dirigieron La llamada. En la ópera prima de ese dúo, la trama gira alrededor de dos jóvenes amantes de las salidas y las fiestas, que deben intentar seguir adelante con sus agendas sociales a pesar de estar ancladas en un campamento cristiano. Pero a pesar de no estar en el lugar indicado, tanto María (Macarena García) como Susana (Anna Castillo) entablarán una relación muy cercana con la monja Milagros (Belén Cuesta), y todas terminarán revolucionando el lugar. A pesar de tener una premisa algo cursi, el original tono de La llamada la convierte en una película de pura energía, y mucho de eso tiene que ver el trabajo de Los Javis, dos guionistas que se dieron el lujo de revolucionar la televisión española gracias a su obra magna, Paquita Salas.

Fuente: lanacion.com.ar




Cumpleaños:

María Mercedes Noguera

Comunicadora Social
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios