Abril 23, 2012

BEIGUELEJ

Para la masa:
¾ kg. de harina, ¼ litro de agua tibia, 3 cdas de aceite, 1 cdita de sal.
Para el relleno
½ kg. de queso blanco, 2 huevos, sal y pimienta a gusto, 1 cebolla picada.
Unir los ingredientes de la masa y trabajarla hasta que este bien lisa. Formar una bola y guardarla en lugar tibio, tapado con un repasador o con un bol boca abajo, durante 1 hora mas o menos. Luego dividir la masa en 4 o 5 partes iguales y estirar cada parte bien delgada y sobre un repasador enharinado.
Mezclar el queso blanco con los huevos, sal y pimienta agregándole, si se desea, una cebolla previamente picada y dorada en aceite.
Disponer en una orilla de la masa estirada, una parte del queso.
Levantar de un lado el repasador y sacudirlo levemente para enrollar la masa con el queso de modo que se forme un arrollado, tal como se hace con el struddel.
Cortar pedazos de 10 a 12 cm de largo y darles forma de “S” o simplemente forma de caracol, cuidando de que en las puntas no salga el relleno. Pintar los beiguelej con aceite y colocarlos bien juntos en una asadera aceitada. Cocinarlos en horno a calor moderado durante 1 hora más o menos.


Cumpleaños:

César Eugenio Aguilar

Ingeniero civil, diputado provincial
• Noticias breves

La comercialización de animales de la fauna silvestre es delito

La Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable recomienda a la población evitar la adquisición de animales silvestres para tenencia doméstica. Inspectores de la Subsecretaría de Conservación y Áreas Protegidas realizan constantemente operativos de rutina. Según establece Ley Nº 606-L queda prohibido en el territorio provincial la caza de animales de la fauna silvestre, el hostigamiento, la destrucción de sus hábitats, refugios, nidos, huevos, etc., como así también, la apropiación, tenencia y transporte de los productos derivados de los mismos.

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios