IMAGENESSeptiembre 21, 2018

El arte de la mayólica en Cuyo

Por Eduardo Peñafort
Imagen anterior Imagen siguiente
“Barco rebelo” una de las mayólicas de Marta Moyano Graffigna

Marta Moyano Graffigna participó de la Feria de Artesanías de San Juan (versión 2018) presentando obras cerámicas de su autoría. Si bien ya se conocía su producción en exposiciones anteriores, en esta oportunidad se pudo acceder a trabajos terminados – desde campanas a unos originalísimos “nidos para pájaros” – y sus muestrarios. La artista ha elegido este circuito de circulación de sus obras, en el que se destacan por su factura y belleza. Probablemente la elección se justifica por la inclusión de amoblamientos de cocinas y baños, fuentes de agua y piezas del ajuar doméstico.

Moyano vive en Mendoza, es egresada de la Universidad Nacional de Cuyo y docente de la Facultad de Artes y Diseño. Acredita un destacado grado de especialización y es reconocida la colección de obras de su autoría. En todas las guías de turismo de la vecina provincia se recomienda visitar la Plaza Italia, en la que ha cubierto la fuente con más de mil cuatrocientas piezas de mayólica inspirada en el piso de la Catedral de San Petronio en Bologna. También se encuentra un mural en la tradicional Alameda, además de los instalados en numerosos espacios públicos y privados. Los murales desarrollan distintos géneros: figuras religiosas, íconos, el paisaje típico (“El Cordón del Plata desde Tupungato”), animales de la fauna local (zorzales rojos y benteveos); así también como escenas acuáticas y navales mestizadas con elementos de la flora cuyana.

La mayólica es un tipo de decoración cerámica sobre loza blanca. Sus orígenes se remontan al Oriente cercano y se difundió por Europa en el siglo XI, donde recibió diversos nombres: entre otros: mayólica, fayenza, loza de Delft, english Delftware. Los procesos de cocción son complejos y requieren de conocimientos muy precisos para alcanzar el resultado deseado. Si bien existen diversas tradiciones decorativas, Marta Moyano muestra una cierta predilección en los murales por recurrir a la mayólica portuguesa cuyo máximo exponente es el Palacio de los Marqueses de la Fronteira. Así se puede observar el papel protagónico del azul y el blanco como sustrato de la policromía.

La mayólica portuguesa documentó con minuciosidad todos los ámbitos reales e imaginarios de los motivos: dioses, trajes, costumbres. Moyano presenta la misma dedicación. Así se puede observar en el “Barco rebelo” una serie de detalles que justamente por eso, emocionan. El rebelo es la embarcación portuguesa que transportaba las barricas del vino oporto a través del Río Duero. Siendo un barco de río de montaña, el rabelo no tiene quilla y es de fondo plano. Su construcción es al estilo nórdico, a diferencia de las naves de origen mediterráneo.

El colorido y el dibujo recogen todas las características – como las barricas -, en un espacio de singular profundidad. Una magnífica técnica, que pone de relieve el manejo técnico y el talento artístico de su autora.




› Encuesta

Cumpleaños:

Mauricio Ismael Zanni

Propietario de Zanni amoblamientos
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios

Vuelve la Fábrica de Trovadores a recorrer la provincia

El Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Turismo y Cultura comienza la temporada de gira del taller Fábrica de Trovadores. La propuesta se realiza en coordinación con los municipios.