Octubre 10, 2018

San Juan y La Rioja trabajarán para fortalecer la biodiversidad ictícola

Los trabajos conjuntos se desarrollarán en el marco de un acta acuerdo de fortalecimiento. Entre los intercambios se prevé la entrega de especies forestales y peces.

Imagen anterior Imagen siguiente

Mediante la firma de un acta acuerdo de fortalecimiento del Plan de forestación y fortalecimiento de la biodiversidad ictícola entre las provincias de San Juan y La Rioja;el secretario de Ambiente de la provincia de San Juan, Lic. Raúl Tello y su par de La Rioja, el Dr. Santiago Azulay, trabajarán para generar sinergias productivas entre ambas provincias.

Tanto San Juan como La Rioja son integrantes de la misma región fitogeográfica y de la misma región semiárida del chaco salteño, lo que hace que, presenten similares realidades y necesidades ambientales.

Por ello, y a través de la firma del acta acuerdo, el Gobierno de la Provincia de San Juan se compromete a realizar dos (2) entregas de alevinos de truchas arco iris y pejerrey, uno de cada especie respectivamente, para cultivos ictícolas intensivos de la provincia de La Rioja.

A su vez, esta última asume la obligación de entregar plantas de especies forestales propias de su vivero, para fortalecer el plan de forestación mencionado.
Algunas de las especies a entregar serían: calistemo (Limpiabotella); jazmín amarillo; jazmín de leche; lantana morada; ciprés limón; cedro de odara; ciprés horizontal; thuja; algarrobo europeo; árbol de Judea; ceibo; gingko biloba; gravillea; guaran amarillo; lapacho rosado; lapacho amarillo; liquidambar; palo borracho.

Además, durante toda la jornada de hoy, el Dr. Santiago Azulay, secretario de Ambiente de La Rioja, visitará el Parque de la Biodiversidad, con la finalidad de conocer los distintos procesos de reproducción y cría de pejerrey y la planta de reproducción de trucha arco iris.




Cumpleaños:

Daniel Gustavo Solar

Periodista
• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios