TEMPORADA DE VACACIONESOctubre 10, 2018

Luego de la devaluación, ¿conviene La Serena?

Las vacaciones tras la Cordillera se complicaron por la crisis económica en nuestro país. Mirá cómo quedaron los precios.

Imagen anterior Imagen siguiente
Imagen de la playa de La Serena

Vacacionar en La Serena, Chile, se volvió una costumbre en los últimos años en los sanjuaninos, pero para la temporada que viene se convirtió en misión imposible. Es que si bien los precios del otro la de la Cordillera de Los Andes no variaron, nuestra economía atenta contra la salida del país.


Desde la Cámara de Turismo de la Región de Coquimbo expresó que una familia con dos chicos podrán hospedarse en La Serena, con comida y algunos gastos extra, por 250 dólares a 300 dólares. Esto sería por un servicio en un hotel dos estrellas o departamentos. También incluye comer, aunque no en restaurant.

Ese precio, con el dólar a $40, significa que una familia argentina debe gastar $10.000 argentinos diarios para vacacionar en la costa chilena. A esto hay que sumar el gasto de combustible, en caso de que se viaje en auto, ya que hay que sumar el gasto de combustibles. En este caso el litro de nafta está a U$D 1.29 y el gasoil a U$D 0.89.




Cumpleaños:

Victoria Guarnido

• Noticias breves

La comercialización de animales de la fauna silvestre es delito

La Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable recomienda a la población evitar la adquisición de animales silvestres para tenencia doméstica. Inspectores de la Subsecretaría de Conservación y Áreas Protegidas realizan constantemente operativos de rutina. Según establece Ley Nº 606-L queda prohibido en el territorio provincial la caza de animales de la fauna silvestre, el hostigamiento, la destrucción de sus hábitats, refugios, nidos, huevos, etc., como así también, la apropiación, tenencia y transporte de los productos derivados de los mismos.

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios