Noviembre 9, 2018

El dólar sigue bajando: cayó 15 centavos a $ 36,38

La divisa minorista bajó en bancos y casas de cambio. El mayorista llegó a operar a solo un centavo por encima del límite de no intervención del BCRA.

Imagen anterior Imagen siguiente
El dólar a $ 36,53. (fuente: ambito.com)

Pese a un nuevo recorte en la tasa y a una disposición del BCRA para controlar los fondos que ingresan del exterior, el dólar profundizó su tendencia a la baja este viernes y cayó otros 15 centavos a $ 36,38 para la venta, en bancos y agencias.

El billete minorista tocó así un nuevo mínimo desde agosto pasado y acumuló un retroceso de 22 centavos durante la semana, presionado por las tasas en pesos que, pese a los recortes que sufrió esta semana, mantienen su atractivo frente a las posiciones dolarizadas.

Por su parte, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa retrocedió otros 10 centavos a $ 35,40 y se acercó aún más a la parte baja de la banda de flotación cambiaria.

De hecho en la primera parte de la jornada, el cotización tocó un mínimo de $ 35,34, apenas un centavo por encima del piso de la banda de flotación. Perforado ese piso, el Banco Central podría intervenir comprando billetes para evitar que siga bajando. El total operado en el segmento de contado aumentó un 7% a u$s 652 millones.

Mientras tanto, la tasa de corte promedio de las Letras de Liquidez (Leliq) del Banco Central volvió a retroceder este viernes hasta el 66,65%, la marca más baja desde que la autoridad monetaria implentó el nuevo esquema monetario hace seis semanas. Este porcentaje representa un retroceso de 6,86 puntos porcentuales respecto a la tasa promedio máxima registrada a mediados del mes pasado, cuando se ubicó en 73,52%. En la subasta Letras de Liquidez, el Central adjudicó 139.274 millones de pesos.




Cumpleaños:

Mónica Tutti De Lara Lahoz

• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios