Alarma en San JuanAbr 19, 2013

La droga de la violación

Las víctimas son en su mayoría jovencitas que no recuerdan qué consumieron ni qué les hicieron. Muchas son abandonadas en el Servicio de Urgencia.

Imagen anterior Imagen siguiente

Domingo, pasada las seis de la mañana. Un personal de seguridad ingresa al sector de Urgencia del Hospital Rawson y le dice a un enfermero:

-Flaco, desde un auto han dejado tirada a una chica en la puerta. Parece que está inconsciente.

El enfermero busca una camilla y ya sabe con el cuadro que se encontrará: una chica joven, de no más de 16 años, que no puede mantenerse en pie ni puede coordinar una frase coherente.

Los médicos también ya tienen experiencia en este tipo de casos. Le colocan suero y si es necesario le realizan lavaje de estómago. Y, cuando la chica comience a sentirse mejor, repetirán un diálogo que, con matices diferentes, es muy similar a otras oportunidades:

-¿Qué tomastes?

-No sé.

-¿Dónde estuviste?

-Fui con amigas a bailar y lo último que me acuerdo es que estábamos con un grupo de chicos y me convidaron un trago.

-¿Te drogas?

-No. Si fumo pero no me drogo.

-¿Te habrán echado algo en la bebida?

-No sé. No me acuerdo de nada de lo que sucedió después.

La escena es más común de lo que parece. Según afirmó Cristobal Sánchez Moragues, jefe del servicio de Urgencias del Hospital Rawson, son muchos los casos de chicas muy jóvenes que llegan inconscientes al hospital, sin saber qué tomaron, lo que hicieron y con quién estuvieron. La mayoría de las veces, dejan a la chica en la puerta del servicio de Urgencias y huyen.

Y es el mayor temor de los padres respecto a las hijas que salen a bailar o a cumpleaños: que las droguen, las violen y se les arruine para siempre la vida.

Según Sánchez Moragues, para llegar en ese estado de inconsciencia, deben haber consumido alguna sustancia tóxica, alguna droga. Y que, por lo que le dicen las chicas, no fue por voluntad propia.

Que se droguen a chicas mezclando potentes medicamentos con alcohol es un problema que sucede en todo el mundo. La mayoría de las veces, la principal finalidad de quien hace esto, es lograr que la chica no se resista y poder tener relaciones sexuales ya que la chica no sabe con quien estuvo y tampoco quedan signos de violencia al no tener chances de oponerse. Pero hay una relación sexual no consentida por lo que podría tipificarse como abuso deshonesto e incluso violación.

Según los especialistas, son delitos especialmente crueles. Destrozan la vida de las víctimas y ni siquiera pueden demostrarlo. En medios policiales lo denominan “sumisión química”, y consiste en la ingesta involuntaria de benzodiacepinas u otros fármacos que eliminan total o parcialmente la consciencia de las víctimas, convertidas sin quererlo en juguetes del agresor. No sólo las mujeres son víctimas, hay casos en los que mujeres han narcotizado a un hombre con fines de robo.

Cristobal Sánchez Moragues, jefe de urgencia del Hospital Rawson

“”Llegan chicas jovencitas que

no saben lo que consumieron”

-¿Ven mucha droga entre quienes llegan para ser atendidos en el servicio de urgencia?

-Estamos sorprendidos porque aumentaron la cantidad de casos de chicas muy jovencitas que llegan al servicio de Urgencia sin saber qué tomaron, dónde estuvieron y lo que hicieron.

-¿Qué consumieron?

-No saben. Recuerdan haber tomado alcohol y no pueden decirnos si le agregaron alguna sustancia tóxica. Esto es por consuno de drogas y le puedo asegurar que en el estado que llegan no es por consumir marihuana o cocaína. Son sustancias tóxicas mezcladas con alcohol.

-¿Qué hacen ustedes?

-Nosotros denunciamos los hechos pero no podemos saber qué droga tomaron. Se les da suero, si vemos que es necesario se les realiza lavajes de estómago y cuando están bien, se les da el alta. Son chicas que afirman que se les borró lo que hicieron durante un determinado tiempo.

-¿Qué dicen quienes las llevan al servicio?

-En la mayoría de los casos, las dejan en la entrada al servicio y se van.

Raúl Ontiveros, director del programa LIHUE

“Es increíblemente fácil encontrar pastillas”

-¿Qué sustancias dejan vulnerables a los jóvenes en la noche?

-La mayoría de las drogas y básicamente el alcohol. A veces se buscan drogas muy extrañas, de otros lados, cuando eso mismo lo tenemos a diario y a mano. La alcoholización es un fenómeno que a una persona la pone en indefensión ante cualquier situación.

-¿El alcoholismo es el problema de fondo?

-Los niveles de consumo de alcohol que existen en el ámbito adolescente - juvenil, traen aparejado esto. Una cosa es que yo baile y me compre un trago. Otra cosa son estas jarras o copones donde ya cualquiera puede poner algo. El alcohol y las mezclas son lo que termina provocando un nivel de intoxicación donde la persona está totalmente desconectada de la realidad y el último recuerdo va a ser que estaba en un boliche.

-¿Qué le sucede al organismo al ingerir estas sustancias?

-En la corteza cerebral residen lo que llamamos centro de control de impulsos, agresivos, sexuales, del estilo que sea. Ahí encuentran un filtro, una inhibición. Lo que provoca el alcohol es una desinhibición, que este centro no controle ningún impulso.

-¿Qué problemas trae la situación de “inconsciencia”?

-Tenemos casos de sexualidad no consentida, infecciones, embarazos no deseados, en personas que no han consentido la relación. Además, si la persona ha sido sujeto de algún tipo de abuso complica más las cosas porque no hay resistencia, no porque haya habido consentimiento, sino porque estaba totalmente inconsciente.

-¿Las mujeres son las más vulnerables?

No es solamente la mujer la víctima, también los hombres. Son muchísimos los casos donde quizás un hombre conoció alguien y fueron a tomar algo y cuando se despertó el departamento estaba desvalijado.

-¿Cómo se consiguen “pastillas” en San Juan?

-Hoy en día nada es imposible de conseguir. Es increíblemente fácil encontrar pastillas, en el llamémosle mercado negro, en la misma calle.

Violaciones difíciles de probar

Si hay violación en este contexto es muy difícil de probar por diferentes motivos:

*Por lo general, la chica no recuerda lo sucedido.

*En muchas ocasiones, no conoce los nombres de quienes estuvieron con ella.

* No se realiza exámenes químicos para comprobar que ingirió una sustancia que le produjo ese estado y muchas veces se cree que estaba alcoholizada.

* No hay lesiones genitales porque la chica nunca opuso resistencia. Incluso, en otras partes del mundo, es común que quienes la droguen, la filmen mientras abusan de ella.

Casos cada vez más comunes en San Juan

“Fue en una fiesta de conocidos míos”

Guadalupe es una chica de 19 años. En una oportunidad fue con un grupo de amigas a una fiesta privada en una finca, era el festejo de cumpleaños de varias personas que conocía. En ese lugar ingirió una bebida alcohólica que le hizo perder casi por completo la conciencia. Le da vergüenza dar su verdadero nombre.

-¿Cómo te intoxicaste?

-Yo había estado tomando, me convidaron un trago y a partir de ahí me sentí mal físicamente. Tenía ganas de vomitar, mucho frío, me faltaba el aire y salí. Ahí me quedé como un poco inconsciente y me ayudó una pareja para contactar a mi novio para que me buscara.

-¿Qué pasó después?

-Tenía escalofríos y no podía respirar. Mi novio y mis padres me llevaron a urgencias. Ahí me pusieron suero, me estabilizaron, me tranquilicé y me dijeron que tenía una intoxicación, que tenía las pupilas dilatadas y otros síntomas.

-¿Te acordás quién te dio el trago?

-No, porque era algo que estaba pasando. Nunca te imaginas que te vaya a pasar en una fiesta donde conoces la gente.

“Habían puesto pastillas para

llevar a la carpa a las chicas”

Hernán Balmaceda es un joven de 22 años y en dos ocasiones fue víctima de la ingesta de sustancias tóxicas mezcladas con alcohol. La primera vez en un campamento en uno de los clubes del dique, junto a compañeros de la secundaria. La segunda, en un bar que poco después fue clausurado por presunta venta de droga.

-¿Cómo empezaron a tomar?

-Éramos un grupo de amigos y amigas, en ese momento, compañeros de la secundaria. Era mediados de enero, entonces había muchos jóvenes. Entre esos había un grupo de mendocinos, que se hicieron amigos de nuestras amigas. Se armó una fiesta y estuvimos tomando tranquilos. Ellos les convidaban a las chicas y como ellas desconfiaban nos convidaban a nosotros. Eso fue como a las dos o tres de la madrugada y como a las cinco estábamos todos muy descompuestos, con vómitos y mareos. Eso duró bastante, hasta pasada la mañana.

-¿Cómo se dieron cuenta de que había algo raro?

-Después, un amigo mío, que habló con un mendocino, nos dijo que los chicos le habían puesto pastillas para llevar a la carpa a las chicas y que estaban medios calientes porque habíamos tomado nosotros también.

-¿Cómo fue el otro episodio?

-Fue en un bar que quedaba por el lateral de circunvalación en Santa Lucía. Fuimos con un grupo de amigos, éramos cinco o seis. Entramos y no había mucha gente. El dueño del bar nos ofreció regalarnos cervezas, pagamos una y nos dio dos más.

-¿Notaron algo raro en ese momento?

-Lo que a nosotros nos llamó la atención es que tenía una barra alta, daba a la altura del pecho. El chico abría las cervezas abajo y te la daba abierta. Nosotros lo miramos medio raro pero no le prestamos mucha atención.

-¿Cuándo empezaron a sentirse mal?

-Empezamos a tomar y uno de los chicos se empezó a sentir mal, tenía mareos, vómitos. Miramos el fondo del vaso y tenía un polvo espeso. Hablamos con el dueño y nos dijo que no tenía nada que ver. Después nos descompusimos todos. No solamente te da como un mareo o una borrachera sino que te descompones de la panza. Al otro día tenés como una ataque de hígado y un dolor de cabeza. Quedas mal, ni con una borrachera grande quedas así. Al tiempo clausuraron el lugar, dijeron que ahí vendían droga.

Los rugbiers de Mar del Plata

En un local bailable, ubicado en Avenida Ignacio de la Roza, en una zona universitaria, una joven fue víctima de una grave intoxicación. La chica había salido con dos amigas y en el lugar encontraron a un grupo de jugadores de rugby que venían de Mar del Plata. Ellas se quedaron sorprendidas al ver que los chicos estaban alterados, pero no tomaban nada. Presumieron que podrían estar ingiriendo algo similar al éxtasis. Entonces, dos de ellas decidieron alejarse y la tercera se quedó bailando con uno de los rugbiers. Desapareció de la vista de su grupo durante alrededor de veinte minutos y cuando volvió a encontrarlas se sentía muy mal. Durante su ausencia, pidió un copón de fernet en la barra, junto al joven marplatense.

La joven no podía caminar, tenía tiritones, perdió la conciencia, casi no hablaba, y tenía la mirada fija hacia arriba. La llevaron al Hospital Rawson y allí le pusieron un suero. Hasta dos días después tuvo tiritones y vómito.

El copón de fernet

En un boliche ubicado en Avenida Ignacio de la Roza, dos chicos mayores de 21 años pidieron un copón de fernet para cada uno y no tomaron nada más en toda la noche. Terminaron con vómitos y dolor de hígado. Al otro día, uno de ellos no se acordaba de nada.

Una violación en una casa de familia

En mayo de este año, una adolescente de 14 años fue violada durante un cumpleaños de 15, tras caer en estado de inconsciencia por consumo de alcohol y no sabe si alguna pastilla. La fiesta era en una casa del barrio Franklin Rawson y el ultraje fue en el baño de la vivienda. El violador habría sido un chico de 17 años. La madre de la chica fue quien descubrió el delito al encontrar rastros de sangre en el pantalón de su hija quien era virgen y tiene recuerdos borrosos de lo sucedido.

Las viudas negras

Un gremialista sanjuanino estaba en una confitería de Buenos Aires fue víctima de las viudas negras. Dos mujeres se acercaron a su mesa invitándole un trago. No recuerda lo que sucedió durante varias horas y cuando recuperó la conciencia, le habían robado la billetera. Asegura que le agregaron algo a su bebida.

Amnesia total

Un hombre mayor de 30 años fue a un boliche. Esa noche conoció a una chica de 20 quien directamente le estampó un beso en la boca. Terminaron en un hotel de alojamiento. Cuando le llamó al otro día, la chica le aseguraba que no se acordaba nada de lo sucedido, que lo último que recordaba era que un chico le había ofrecido un trago.

Consejos para no convertirse en una víctima

En una nota aparecida en el diario El Mundo, daba consejos sobre el tema:

*Procura salir y permanecer acompañada la mayor parte del tiempo. Pide que vayan contigo de vuelta a casa, al coche o al medio de transporte en el que vayas a regresar.

*Vigila tu vaso. Si tienes que ausentarte por un momento (ir al baño, salir a llamar por teléfono...) pide a alguien de confianza que tenga el trago o llevalo al baño.

* Pide tú misma en lugar de que alguien, especialmente si no le conoces demasiado bien, te las traiga. Mira cuando te sirven.

* Si ves que alguna persona presenta síntomas de estar muy borracha o drogada no la dejes sola y busca ayuda.

* No bebas demasiado, ni muy deprisa.

*No participes de juegos en los que hay que beber de bidones que uno no sabe qué contienen.

*Ante la duda... Si observas que lo que estás tomando tiene una apariencia extraña, sabe raro o tiene un olor diferente al habitual no continúes. Déjalo y espera un rato antes de pedir otra cosa.

* Si surge un escarceo procura avisar a tu grupo de amigos de que te vas y diles con quién. Preséntaselo. Pide que te llamen transcurrido un tiempo o trata de saber cómo localizarlos si es necesario.

* No aceptes consumiciones de desconocidos, sobre todo si se acercan con la bebida lista para tomar.

Las drogas más utilizadas

Burundanga

La "burundanga" es una sustancia que tiene el poder de suprimir en pocos minutos la voluntad de las personas y hace perder la memoria de todo lo que sucede durante el tiempo que dura el efecto, droga que puede ser suministrada en dulces, gaseosas y perfumes. Puede actuar como un activo sexual que provoca ansias incontrolables, incluso es absorbida por la piel con facilidad. La Burundanga en realidad es escopolamina que, disuelta en alcohol, hace que la víctima no tenga fuerzas y queda sin capacidad de reacción y una vez abusada es abandonada.

Ketamina

Otra droga utilizada por violadores para dormir a las víctimas. Es un analgésico que se utiliza en veterinaria y que en seres humanos provoca alteraciones de conciencia: como si se separara la mente del cuerpo y lo observáramos desde fuera.

El éxtasis líquido

El ácido gamma-hidroxibutírico o GHB es una sustancia que se produce de forma natural en pequeñas cantidades en las células del sistema nervioso central de mamíferos, incluidos los humanos y también aparece como producto de la fermentación en el vino y la cerveza. Históricamente se ha usado como anestésico, para tratar el síndrome de abstinencia del licor y para mejorar el rendimiento atlético.

El problema es que el GHB, también conocido como el éxtasis líquido, si se mescla con alcohol se usa como droga psicotrópica sedante y fácilmente produce pérdida de la consciencia por lo que es una droga de violación. También se le atribuyen fuertes propiedades afrodisíacas, en numerosos ambientes de vida nocturna.

Al ser incoloro, inodoro y de sabor suave puede ser fácilmente enmascarado mezclado con cualquier bebida, generalmente alcohólica que potencia su acción.

Rohypnol

El flunitracepam, conocido comercialmente como Rohypnol, es un anestésico quirúrgico que al mezclarse con el alcohol ocasiona un efecto incapacitante para la víctima, quien no puede defenderse de la agresión sexual.

Tiene efectos sedativos e hipnóticos que además incluyen amnesia, por lo que la víctima no recuerda lo sucedido.

Rivotril

Otra sustancia también utilizada para violar y abusar sexualmente de las personas es el clonacepam, que se vende con el nombre de Klonopin y Rivotril y en muchas ocasiones se abusa de ella para intensificar los efectos de la heroína y otros opiáceos.


NOTA PUBLICADA EN EL NUEVO DIARIO EL 21 DE SEPTIEMBRE DE 2012.




Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación

› Encuesta

Cumpleaños:

Hugo Campos

Comerciante, Propietario de Campos Labb
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
Necesita instalar Adobe Flash Player para ver esta animación
• Noticias breves

RETIRAR EN CENTRAL DE POLICíA

Documentos extraviados en la vía pública

En la oficina de división Relaciones Policiales se encuentra la documentación extraviada a nombre de Oscar Antonio Ortiz, Alfredo Valentín Quiroga y Emiliano Daniel Flores. Los mismos podrán ser retirados de 8 a 13 y de 16 a 21 hs.

ZONDA

Exhibición de artes marciales para el 31

Este viernes 31, desde las 19 se llevará a cabo una exhibición, de Artes Marciales, karate-do, shoryn-ryu, en plaza Filomeno Atampiz en Zonda. La actividad es organizada por la Municipalidad de Zonda conjuntamente con la Casa de Acción Social

MUNICIPALIDAD DE CHIMBAS

Jornada de capacitacion en prevencion de adicciones

El municipio de Chimbas y el Ministerio de Gobierno realizan una Jornada de Capacitación en Prevención de Adicciones, en el marco del Programa Provincial “La Familia Previene las Adicciones”, este viernes 31 a partir de las 17.30 en Edificio del Profesorado (San Luis y Mendoza)

ESCUELA INDUSTRIAL, DE COMERCIO Y CENTRAL

Comienzan las inscripciones para Institutos Preuniversitarios

El 17, 18 y 19 de noviembre se realizarán las inscripciones para el ingreso al 1° año del Ciclo Básico de la Educación Secundaria 2015 para los institutos preuniversitarios de la UNSJ. Serán en la Escuela Industrial de 8 a 12 y de 15 a 18.