ALGO DE ALGUIENDiciembre 21, 2018

A pedalear!!!

Por Gustavo Ruckscholss
Imagen anterior Imagen siguiente
Dibujo Miguel Camporro

Desde niños nos enseñaron que los egipcios pudieron progresar cuando aceptaron que la naturaleza tenía ciclos tales que, en una época del año les inundaba las tierras, y tras las cosechas, se secaba y así sucesivamente. Es decir que en lugar de ignorarlas, se sumaban a las distintas etapas que conformaban el ciclo anual. La palabra clave fue “aceptar”. A partir de allí, se desarrollaron en todos los aspectos: material, cultural, religioso, etc.

Por si no nos acordamos, casi todo en la vida tiene ciclos y está en nosotros seguir aquellos ejemplos, tratar de aceptarlos y sacarles provecho. Tal como brota una planta, crece, florece, fructifica y fenece, así también el ciclo anual tiene su principio, su desarrollo y su epílogo que lo completa. Eso quiere decir que ahora, simplemente, estamos en el final de uno. Y por qué ahora... porque en algún lado, hay que poner el principio y el fin de los ciclos.

Podemos hablar del calor; decir que se terminaron las tareas que a principio de año nos propusimos; que estamos cansados de madrugar; que se avecinan tiempos de turrones y bronceador, etc., En fin, motivos, pretextos o verdades que hay muchas, pero prefiero decir que ahora cumplimos otro ciclo. No caben, entonces alegrías ni broncas; cabe ser cauto y decir que acaba uno y comienza otro ciclo; poner un poco de tristeza y un mucho de alegría por lo hecho, pero por sobre todo, por lo que anhelamos. Siempre el que viene será mejor, aunque el que terminemos fuera bueno. Y, si de ciclos hablamos, este es un biciclo porque una parte son ustedes (los lectores) y otro somos nosotros, aquí.

Entre todos debemos pedalear para que el biciclo llegue a la meta y el próximo parta firme hacia adelante.

¡¡¡¡ Feliz año nuevo ¡¡¡




Cumpleaños:

Flavia Cantoni Dibella

• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios