DAKAR 2019Enero 9, 2019

Peterhansel dueño de la especial y Nasser, de la general

El francés se sintió como en casa para imponerse con más de tres minutos de diferencia con respecto a Al-Attiyah, quien quedó al frente del total de tiempo tras el retraso de su compañero Giniell De Villiers.

Imagen anterior Imagen siguiente
Peterhansel

La navegación fue un factor fundamental en el desarrollo de la tercera etapa al tratarse de una zona inédita en el Dakar, incluso para los coches. Y por eso muchos pilotos destacados se encontraron con dificultades a lo largo de la etapa.

Carlos Sainz fue uno de los más afectados al caer en una zanja de arena y romper la suspensión delantera izquierda de su Mini en el kilómetro 38 de la especial. Reparó y volvió a competencia pero perdió más de tres horas, diciendo así adiós a sus opciones de revalidar su título.

Otro piloto que se vio en problemas fue Giniel de Villiers, quien perdió el liderato de la categoría al chocar con una roca en el kilómetro 172. El sudafricano tuvo que parar par tratar de reparar su Toyota, perdiendo de esta forma una gran cantidad de tiempo. Bernhard Ten Brinke, Cyril Després y Sebastien Loeb también se dejaron unos preciados minutos en las traicioneras dunas.

Quien navegó evitando los obstáculos y haciendo justicia a su apodo fue Stephane Peterhansel, que protagonizó un emocionante duelo con Nasser Al-Attiyah en los primeros tramos, pero el francés logró distanciarse en los últimos ‘waypoints’ hasta conseguir la victoria en un tiempo de 3h54m31’s, superando en más de tres minutos al qatarí, nuevo líder de la general tras los problemas de De Villiers.




Cumpleaños:

Mónica Moliní

• Noticias breves

PARA PELEAR A LAS CERVEZAS

Los vinos van contra la inflación y congelan sus precios

Los argentinos toman cada vez menos vino. Para contrarrestar la tendencia, los productores prometen pelear con bajos precios