Belleza & SaludMayo 1, 2012

Belleza: todo sobre los sérums

Productos que potencian los tratamientos para la cara y son un boom; te contamos por qué tanto furor

No hay vuelta que darle: aunque nos cuidemos del sol, mantengamos hábitos saludables y tratemos de comer bien, es imposible ser inmunes al paso del tiempo y a la contaminación que nos arruina la piel. Ya sabemos que vernos con arrugas, manchas o con la piel deshidratada puede ser un tremendo atentado a nuestra autoestima: no en vano es el órgano más grande del cuerpo...

La solución, más que gastarse todo el sueldo y medio aguinaldo en una crema nueva, es entender que cada piel es distinta y necesita la ayuda de un principio activo específico. Ahora, saber elegir la crema adecuada puede ser todo un arte. ¿Vitamina E? ¿Ácido re-ti-qué? La oferta del mercado es agobiante y muchas veces nos confundimos, abombadas con tanta información sobre qué comprar...

Pero la cosa, esta vuelta, se hace más fácil. Es probable que hayas oído hablar del serum, ese nuevo mimado de los especialistas que viene en diferentes variantes según el tipo de piel. ¿Por qué tanto furor? Porque logra un efecto súper rápido y es muy fácil de usar. ¿El secreto del éxito? Sus moléculas son más pequeñas que las de las cremas normales, y entonces penetran y se absorben mucho mejor.

Conocé de qué se trata el fenómeno de los serums y fijate por qué podés tomarlos como un nuevo aliado.

1. ¿Qué son los serums ?

Los serums, o sueros, como también se los suele llamar, son cosméticos de una textura muy liviana, pero que tienen altas concentraciones de principios activos, que serían algo así como ingredientes; hasta son más concentrados que otros productos de la misma gama y en pocas gotas superan la misma cantidad de una crema habitual. Su biodisponibilidad es altísima (lo que en criollo significa que penetran mejor), y sirven para todas las edades, aunque, obvio, cada edad necesita una fórmula diferente.

2. ¿Para qué se usan?

Hay un serum para cada tipo de piel: para usar de día, de noche, para pieles deshidratadas, grasas o con manchas; pero, en general, los que más se venden son los que luchan contra el envejecimiento, del que ninguna mujer escapa y que se traduce en arrugas y piel flácida. Tenés que fijarte en qué principio activo contienen (por ejemplo, y tomá nota: ácido kójico para las manchas, ácido hialurónico para hidratar, vitamina C para antiaging). En todos los casos, dan un aspecto humectado pero natural, para nada grasoso (no como las típicas pieles humectadas que parecen brillosas), y son de una textura tan sedosa que hacen que la piel se sienta mejor en el acto.

3. ¿Qué variantes hay?

Cada serum contiene un principio activo que ataca un problema diferente, sí, pero además el producto es de dos tipos, principalmente: unos son más hidrosolubles (o acuosos) y muy humectantes. Los otros son más oleosos, por no decir grasos, y funcionan como una barrera que conserva la humedad de la piel, y así forman una película protectora que hace que el producto se absorba durante más tiempo. Ideal para usar justo antes de irnos a dormir y dejar que trabaje toda la noche...

4. ¿Cómo se aplican?

El serum se aplica de día y/o de noche, depende de qué principio activo contenga. Si el serum es muy concentrado, lo ideal es usarlo sólo cuando no vayamos a estar expuestas al sol, para no quedar rojas y con la piel irritada. Pero lo importante es saber que siempre hay que usarlos después de limpiar la piel, paso que ¡no vale saltearse! A veces le restamos importancia, aunque no deberíamos, porque es una instancia imprescindible. Ojo, porque con muy poca cantidad alcanza. También es clave hacer hincapié en las zonas más críticas. Con suaves masajes circulares ascendentes (casi, casi como esos que te da la cosmetóloga cuando te hacés una limpieza de cutis), se coloca en pómulos, nariz, entrecejo, frente, mentón y cuello (siempre es conveniente extender hacia la zona de la garganta y el escote el uso de los productos para la cara). Grabátelo: nunca hay que usarlo en el contorno de ojos, porque esta zona es muy sensible y necesita productos específicos.

5. ¿Reemplazan a otros cosméticos? ¿Los complementan?

Los serums son un perfecto complemento de otros productos. Si la piel es muy intolerante y sensible, podés usarlos solos. Pero si no, son un cosmético complementario que es ideal para potenciar el tratamiento que te estés realizando. Traducimos: si queremos hidratar la piel, por ejemplo, elegimos una crema o emulsión de noche con ácido hialurónico; en ese caso, el serum que elijamos también tiene que tener este mismo principio activo. Es importante que sepas que el serum siempre se coloca antes que la crema. Lo ideal es dejar pasar cinco minutos, aunque dé un poco de fiaca esperar... Pero hay que respetar todos los pasos, porque más fiaca te va a dar no usar el producto como corresponde, pensar que no sirve y descubrir que, una vez más, llegó un nuevo integrante al depósito de cremas en que se convirtió nuestro baño o necessaire...

¿Y las BB creams...?

Nacieron en Corea, llegaron a Europa y próximamente las vas a encontrar en toda América y en tu farmacia amiga: son las BB creams, otro boom del mercado cuyas siglas corresponden a blemish balm o bálsamo para imperfecciones. ¿Cuál es la novedad? Son cremas con color, es decir que funcionan como base, pero además de cubrir sirven para tratar todo tipo de pieles. Podés usarlas como maquillaje, sí, pero lo novedoso es que mientras tapan nuestras manchas y granitos, también actúan para solucionar el problema que los generó en primer lugar. Hay diferentes tipos de BB creams: para pieles con manchas, con acné, con arrugas o rosácea. Se aplican directo sobre la piel o después de la crema hidratante, si es que usás. ¿El resultado? Al ser livianas, dan un look súper natural, así que tapan imperfecciones sin dejar la piel pesada, como es el caso de las bases demasiado cubritivas. Otro punto a favor es que, como la mayoría de las cremas hoy en día, vienen con protector solar. Todavía no las probamos, pero suenan tentadoras...

Expertas consultadas
Dra. Cecilia Navarro Tuculet, médica dermatóloga, M. N. 105385.
Dra. María Rolandi Ortiz , médica especialista en estética, M. N. 106804 y M. P. 446007.

FUENTE: http://www.revistaohlala.com

› Encuesta

Cumpleaños:

Alfredo Gustavo Millón

Contador, Subsecretario de Innovación de la Secretaría de Cienc...

Fallecido:

Ciro Alberto Rodriguez

El sepelio se realizará hoy, a las 9 horas, en el cementerio de ...
Vulnerability Scanner