Mayo 18, 2012

La coloración y sus riesgos

Es frecuente que las mujeres opten por cambiar su tono de pelo. Pero esto puede ser contraproducente para el cabello y la propia salud. Para Ti Online consultó a un especialista acerca de los daños que produce la tintura, si en verdad es tóxica y cómo usar coloraciones minimizando las lesiones capilares. Aquí, todo lo que tenés que saber.

Imagen anterior Imagen siguiente
A la hora de teñirse, la consulta con un profesional experimentado orientara sobre cuanto color puede soportar el cabello en ese momento.
A la hora de elegir un cambio de look en el pelo, es necesario tener en cuenta que si se trata de una modificación de tono hay varios procesos distintos en los que se puede optar. Desde coloraciones permanentes a decoloraciones, el cabello pasa por distintos procedimientos que pueden dañarlo.

Adrián Acuña, tricólogo de Instituto del Cabello, explica los distintos tratamientos y las características de cada uno, apuntando a las decoloraciones como el proceso químico más dañiño. “Es la penetración de agentes oxidantes al córtex de la fibra capilar mediante soluciones alcalinas. La melanina al oxidarse forma un polímero incoloro y se pierde el color de la fibra. La repetición de este proceso, provoca que el pelo se debilite, pierda su brillo y quede expuesto rápidamente, corriendo el riesgo de deteriorar permanentemente la fibra”, cuenta Acuña.

A este tipo de proceso les siguen las coloraciones permanentes, que luego de aplicar requieren de acondicionamiento y nutrición profunda y un cuidado especial continuo ya que al aumentar la porosidad del cabello lo hace más frágil, difícil de desenredar y crece la electricidad estática.

En cambio, los tonos sobre tonos son coloraciones, generalmente, sin amoníaco o con una concentración muy baja, que recubren el pelo sin modificar su estructura. “Los agentes colorantes penetran sin llegar al centro de la fibra capilar y se van con los lavados, ya que el color se aloja casi periféricamente y, al contener un agua oxigenada baja, no tiene poder aclarante”, explica el especialista. Estas son ideales para oscurecer, tonalizar o aportar un reflejo diferente, pero no pueden aclarar ya que no poseen un agente alcalino fuerte y son una opción para quienes buscan un cambio sin demasiada alteración capilar. Tienen una duración de seis semanas.

Otras opciones a elegir pueden ser las semipermanentes, que no contienen amoníaco ni oxidante, sus agentes colorantes son directos y sirven para cubrir un 30% de canas con una duración de 6 a 8 lavados. O las transitorias que sólo dan color o reflejos, como un maquillaje para el cabello, y no cubren canas. “Se pueden encontrar shampoos color, con cierta cantidad de colorantes incorporados que, al enjuagarlos, queda una coloración transitoria. También sticks para canas, cuyo colorante se incorpora a una base y se aplican sobre las canas cuando son poco abundantes”, señala Acuña.

TINTURAS TÓXICAS
En el último tiempo se registraron casos de tinturas que causaron la muerte a algunas mujeres. ¿Cuánta verdad hay en esto? Según el especialista, “se cree que pudo tratarse de una severa reacción alérgica a un químico que contienen el 99 por ciento de las tinturas: PPD o Parafenilendiamina. Se trata de una sustancia que puede provocar erupciones, caída del pelo, inflamación de la cara e incluso la muerte. Este químico hace que la tintura se fije y no se vaya con los lavados, pero para muchos representa un riesgo muy grande. Las estadísticas señalan que el 80 por ciento de las reacciones alérgicas causadas por la tintura son por culpa del PPD. Y en casos de tinturas oscuras es peor, porque contienen más PPD que las tinturas para aclarar”. En este caso, se recomienda a las mujeres que tiñen su pelo con regularidad, reemplazar las tinturas permanentes por aquellas que se van en seis semanas, y si es posible evitar los colores oscuros.

PARA PREVENIR
¿Qué tipo de recaudos se puede tomar antes y después de enfrentarse a los distintos procesos químicos? ¡Tomá nota!

*Precoloración. Son ideales las máscaras de tratamiento anti-age, que actúan contra el envejecimiento prematuro de la fibra, causado por estos agentes.

*A la hora de teñirse, la consulta con un profesional experimentado orientara sobre cuanto color puede soportar el cabello en ese momento.

*Evitar repetir estos tratamientos o las combinaciones con otros procesos de calor como el brushing o la planchita.

*Utilizar las tinturas que brindan las últimas tecnologías sin amoníaco, el uso de agentes alcalinos sin olor, y aceites que potencian la acción del sistema de coloración ayudando a respetar la película protectora natural del cuero cabelludo.

*Las nuevas fórmulas de reconstrucción completa con queratina, acondicionadores, máscaras y serums también ayudan a prevenir los daños estructurales del pelo y a repararlo en profundidad.

*Utilizar productos dermo-protectores sobre el cuero cabelludo, para protegerlo de las dermatitis por contacto que causan algunas tinturas y productos específicos post coloración.

Teniendo en cuenta estos datos, ¿sería aconsejable evitar las coloraciones? Para Adrián Acuña sí, si hablamos de cuidados de la salud. “De todos modos, el mercado hoy brinda productos mucho menos agresivos y tinturas que dañan en menor medida el cabello, aunque no siempre garantizan la estética que la mujer busca”, aclara el especialista.

FUENTE: www.parati.com.ar

› Encuesta

Cumpleaños:

Alfredo Gustavo Millón

Contador, Subsecretario de Innovación de la Secretaría de Cienc...

Fallecido:

Ciro Alberto Rodriguez

El sepelio se realizará hoy, a las 9 horas, en el cementerio de ...
Vulnerability Scanner